Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una naviera finlandesa cancela un contrato de 60 millones con Astilleros de Sevilla

La compañía reprocha el retraso de 7 meses en los plazos de construcción de un buque

La compañía naviera finlandesa Viking Line ha cancelado un contrato valorado en 60 millones de euros con Astilleros de Sevilla. La causa ha sido un retraso de siete meses en la entrega de un barco de pasajeros.

Viking Line encargó en enero de 2007 a Astilleros de Sevilla un ferry de última generación con capacidad para 1.500 pasajeros y 320 automóviles para cubrir una de las rutas entre el sur de Finlandia y el este de Suecia, que debía ser entregado antes de julio de 2009.

La naviera achaca a "las serias dificultades financieras" por las que atraviesa Astilleros de Sevilla su incumplimiento de los plazos estipulados. "Hasta el momento aún no nos han garantizado una nueva fecha de entrega. De conformidad con los términos del contrato, hemos decidido cancelar el pedido", ha declarado al diario finlandés Taloussanomat el consejero delegado de la naviera nórdica, Nils-Erik Eklund.

Para Eklund, ahora lo más importante es recuperar los cerca de 39 millones de euros que adelantó Viking Line para financiar la construcción del buque.

La decisión de la naviera finlandesa supone un duro golpe para los astilleros sevillanos, que hace tan sólo tres días sufrieron la cancelación de otro pedido por parte del armador chipriota Desedo Shipping.