Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chacón anuncia la retirada de Kosovo

La ministra de Defensa afirma que se ha cumplido la misión y que "volverán a casa" antes de que acabe el verano. -La OTAN reprocha a España su decisión pero Chacón asegura que la Alianza había la calificado de "legítima"

La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha anunciado este jueves durante su visita al contingente militar español en Kosovo que antes de que finalice el verano ordenará la retirada de las tropas allí destinadas. Chacón, que ha llegado al nuevo Estado independiente con dos horas de retraso por una avería en el motor del avión Hércules en el que viajaba, ha manifestado que los militares españoles destacados en la zona han cumplido con su misión por lo que hay que sentirse orgulloso y "es hora de volver a casa". Chacón ha aclarado que la retirada será escalonada, no unilateral, y que contará con la coordinación de los aliados de la OTAN.

La OTAN no ha acogido bien el anuncio de Chacón. El secretario general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer, ha dicho en una conversación con periodistas "no estar feliz" con el modo en el que España va a retirar sus efectivos, y ha considerado que cualquier decisión que suponga un cambio significativo en las Fuerzas de la OTAN para Kosovo (KFOR) debería tomarse en el seno de la organización, informa Andrea Rizzi. Según De Hoop Scheffer, no se dan ni las condiciones políticas ni de seguridad necesarias para retirar las tropas, visión no compartida por las autoridades kosovares que han considerado la retirada de las tropas españolas como una prueba de una mejor estabilidad en el país balcánico.

Sin embargo, Chacón ha comunicado que informó a Jaap de Hoop Scheffer de la retirada española en una conversación "cordial", en la que el secretario general de la OTAN dijo que comprendía la decisión y que era "legítima". Según la ministra de Defensa, España tenía previsto retirar sus efectivos en cuatro meses pero pactó con De Hoop Scheffer coordinar la operación, que podría extenderse a cinco o seis meses.

Primera visita desde la independencia

La titular de Defensa se ha visto obligada a hacer encaje de bolillos en su visita debido a que España no reconoce la independencia de la otrora región serbia. Chacón es la primera integrante del Gobierno español que visita Kosovo desde su declaración unilateral de independencia, el 17 de febrero del año pasado. La ministra ha eludido cualquier contacto con el Ejecutivo kosovar, que dirige el ex guerrillero Hasim Thaçi, y ha aterrizado en el aeropuerto de la base de la OTAN en Dacovika. La ministra se ha trasladado después a Base España, en Istok, donde se concentra la mayoría de los 623 soldados españoles adscritos a KFOR.

Éste es el único contingente militar en el exterior que no ha sido visitado por Chacón desde que tomó posesión de la cartera de Defensa, hace casi un año, precisamente por los inconvenientes políticos que presenta la visita. Cuando Chacón viajó a Sarajevo (Bosnia-Herzegovina), en abril del año pasado, una delegación del contingente español en Kosovo se desplazó al país vecino para reunirse con la ministra, pero ésta no puso el pie en lo que para España sigue siendo una provincia de Serbia.

España, minoría en la UE

Hasta ahora, 56 países han reconocido la independencia de Kosovo, incluidos 22 de los 27 socios de la Unión Europea. Sin embargo, el pasado día 9, en una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Serbia, Boris Tadic, el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que España mantendrá en el futuro su negativa a reconocer la independencia de Kosovo, "desde nuestras convicciones en torno al derecho internacional y nuestras convicciones políticas".

Tadic agradeció la posición de Zapatero y subrayó que la presencia de tropas españolas en Kosovo se basa en la resolución 1244 de la ONU, que "reconoce la soberanía e integridad territorial de Serbia". La negativa española a reconocer Kosovo fue inicialmente mucho más tibia, pero se endureció el verano pasado, después de que Rusia reconociese a las dos regiones separatistas de Georgia: Abjazia y Osetia del Sur. Tadic vino a Madrid con su ministro de Defensa, Dragan Sutanovac, quien firmó un acuerdo de cooperación con Chacón. Según fuentes españolas, en las conversaciones se habló de la situación de Kosovo, aunque no expresamente de este viaje.

España es el sexto contribuyente de la KFOR, que cuenta en total con 15.500 efectivos, pero se ha negado a participar en las nuevas misiones asumidas por la OTAN (la creación de una fuerza de seguridad y un sucedáneo de ministerio de defensa) y en la operación Eulex de la UE por considerar que contribuyen a construir un nuevo Estado.