Relevo en la Justicia

Bermejo dimite como ministro de Justicia

Abandona su cargo tras el malestar del Gobierno por participar en la cacería con Garzón, pero continuará como diputado

Se daba por seguro que no seguiría tras la primera remodelación de Gobierno, pero el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha adelantado hoy su decisión y ha anunciado el cese en su cargo. Las consecuencias de la cacería en la que participó con el juez de la Audiencia Baltasar Garzón, quien investiga la trama corrupta vinculada al PP, han pasado factura al ministro, pero además ha sido su falta de destreza para resolver conflictos lo que ha terminado por provocar su marcha, según han reconocido en los últimos días fuentes socialistas. En una rueda de prensa ofrecida en el ministerio, Bermejo ha asegurado que va a continuar como diputado en el Congreso, pero irse es "lo mejor" que podía hacer.

"He dimitido porque en esos momentos ese impulso para hacer un trabajo que yo me habría propuesto, con un proyecto ilusionante por parte de todo mi equipo, está situándose en una posición en la que es mejor que otra persona con un nuevo impulso lo continúe", ha explicado Bermejo. Francisco Caamaño, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes le relevará en el puesto.

Sin mencionar durante toda la comparecencia la palabra caza, el hasta hoy titular de Justicia se ha referido indirectamente a los hechos y su uso por parte del Partido Popular. "No puedo tolerar la utilización de los acontecimientos que todo el mundo conoce contra los ideales del PSOE". Bermejo ha asegurado estar "agradecido" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien ha ido esta mañana a comunicarle su decisión a La Moncloa. "Siempre ando ligero de equipaje, pero me voy con un bagaje envidiable", ha afirmado el ya ex ministro, quien ha concluido diciendo que no se trata de "un adiós" sino "un hasta luego", porque seguirá trabajando para el mismo proyecto.

Huelgas de jueces y funcionarios

Al margen de la cacería en Jaén, entre los problemas que más han desgastado al ministro destaca por encima de todos la primera huelga de jueces de la historia de la democracia secundada el pasado miércoles por aproximadamente un tercio de magistrados, según el Consejo General del Poder Judicial, y dos tercios de acuerdo con los datos de las asociaciones. Además, el año pasado, en plena campaña electoral, los funcionarios de justicia también siguieron un paro y abroncaron a Zapatero en varios mítines.

A pesar de recibir el respaldo públicamente de los miembros del Gobierno y del partido, como en la sesión de control de la semana pasada en la que el presidente Zapatero respondió con contundencia y negativamente a las peticiones de cese del ministro desde la bancada de la oposición, el jefe del Ejecutivo estuvo visiblemente distante de Bermejo en el Congreso al igual que el día antes en el Senado.

Críticas desde el PSOE

El malestar era general en las filas socialistas por la concatenación de imprudencias del titular de Justicia, que incluso reconoció que no tenía permiso para cazar en Andalucía. Varios líderes, como el presidente del Congreso, José Bono, y el candidato socialista a lehendakari, Patxi López, han confirmado este fin de semana que la cacería en la que participó el ministro junto al juez Garzón no ha gustado al PSOE, por diversas circunstancias que se han ido conociendo, especialmente "la falta de licencia del ministro", subrayó Bono.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado viernes, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, mostró bastante frialdad a la hora de defender al ministro e insistió en la inoportunidad y el error que cometió por acudir a cazar. Además, De la Vega desautorizó a Bermejo en su idea de reformar la ley para impedir que los jueces puedan hacer huelga, tal y como planteó el ministro el mismo día del paro. "El Gobierno no tiene como prioridad hacer esa ley", señaló De la Vega.

Salida inevitable

El entorno de Zapatero ha venido confirmando en los últimos días que la salida de Bermejo era inevitable, si bien la idea del presidente era esperar a la primera remodelación el Ejecutivo, que previsiblemente se hará a finales de año, para evitar el aprovechamiento partidista del PP y no entregar a los jueces una cabeza, algo que no considera justo.

Acosado por los problemas internos en su partido tras destaparse la trama de corrupción dirigida por Francisco Correa, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha utilizado reiteradamente los errores de Bermejo en la campaña de las elecciones vascas y gallegas. "Son las 13 horas y 20 del domingo 22 de febrero del año 2009. Y por sorprendente que pueda parecer, el señor Bermejo todavía no ha sido cesado por el presidente Zapatero", decía ayer Rajoy con ironía.

Bermejo, nacido en 1948 en Arenas de San Pedro, (Ávila), fue nombrado ministro de Justicia el 12 de febrero de 2007. En las pasadas elecciones generales salió elegido como número uno por las listas del PSOE de Murcia.

Otras noticias

Bermejo, con Zapatero al fondo, en el pleno del Senado del pasado martes / GORKA LEJARCEGI

Este lunes, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, había convocado una rueda de prensa a través de una nota de su departamento. No se sabía el motivo, pero el ministro lo ha desvelado rápidamente. Bermejo dimite el frente de Justicia. / CNN+

Últimas noticias

Ver todo el día

Preparado para defender a Mato

Rajoy deja para la segunda ronda los argumentos sobre la implicación de la exministra

El teatro isabelino llega por Navidad

Cuatro salas barcelonesas se unen en un ciclo con una obra de Marlowe y tres de Shakespeare

Por un modelo de cohesión en la ordenación del territorio

El año pasado se dictaron 504 sentencias condenatorias contra la ordenación del territorio

Susana Díaz al PP: “Los veo muy blanditos con la corrupción”

El portavoz del PP, Carlos Rojas, saca pecho de la dimisión de Ana Mato "mientras Chaves y Griñán no dejan sus escaños"

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana