Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE revalida su victoria

Los populares suben cinco escaños y cinco los socialistas.- Se refuerza el bipartidismo a costa de las pequeñas formaciones.- ERC e IU se desploman.- UPyD, el partido de Rosa Díez, entra en el Parlamento

El PSOE ha ganado las elecciones generales de 2008 con una ventaja en porcentaje de sufragios similar a la que obtuvo sobre el PP en 2004, unos cuatro puntos y, con el 99,6% de los votos escrutados, un escaño menos de ventaja. Los socialistas obtendrían algo más del 44% de los votos y 169 diputados, cinco más que en las anteriores legislativas. El PP por su parte obtiene casi el 40% y gana seis escaños, pasando de 148 a 153.

El nuevo reparto de fuerzas en el Congreso consolida el bipartidismo en España, tal y como vaticinaban los sondeos, a costa de los pequeños partidos. En conjunto, las dos grandes formaciones coparán el 92% del Parlamento, una cota inédita desde la restauración de la democracia. Además, en todas las provincias ha ganado una u otra formación, los nacionalistas no se han impuesto en ninguna. Es la primera vez que esto sucede. De hecho, tanto en las cuatro catalanas como en las tres del País Vasco los socialistas han sido los más votados.

Entre las pequeñas formaciones las más perjudicadas han sido IU, que con dicho porcentaje de recuento se queda en dos escaños de los cinco que tenía, y ERC, que sufre un severo descalabro y baja de ocho diputados a tres. La gran novedad será la irrupción en la Cámara de un nuevo partido, UPyD, cuya cabeza de lista por Madrid y ex eurodiputada socialista, Rosa Díez, entrará en el Congreso. Su formación ha obtenido un número de votos similar al del PNV o ERC.

Con algo más del 80% escrutado, y cuando ya era evidente el triunfo del PSOE, el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, ha comparecido para celebrar la victoria. El candidato socialista ha asegurado que se abre una nueva etapa para dejar atrás la crispación y ha prometido que gobernará para todos. También ha asegurado que el líder del PP, Mariano Rajoy, ya le había llamado para felicitarle.

Poco después el que ha aparecido en el balcón de la sede de su partido en la madrileña calle de Génova ha sido el candidato popular, Mariano Rajoy. Ante un público más escaso que en otras ocasiones aunque igualmente entusiasta el jefe de la oposición ha asegurado que su partido ha sido el que más ha subido en votos y escaños.

Con este porcentaje, CiU gana un diputado respecto a 2004 y que se queda con once, PNV perdería uno de los siete que tenía, IU bajaría de cinco a dos, ERC de ocho a tres, el BNG subiría a dos (tiene uno), Coalición Canaria sacaría dos (tiene tres), y NA-Bai conserva el que tenía. UPyD sería la gran novedad en el Congreso al obtener un escaño.

Desaparecerían del Congreso tanto la Chunta Aragonesista como Eusko Alkartauna, que en la anterior legislatura tenían un escaño cada uno.

IU, la gran perjudicada por el sistema electoral

IU ha vuelto a ser la gran perjudicada por el sistema electoral español, por la asignación de diputados mediante la llamada ley D'Hont pero sobre todo por el reparto de escaños en circunscripciones provinciales. La formación que lidera Gaspar Llamazares obtenía, con el 96% de los votos escrutados, dos escaños, tres menos que hace cuatro años, pese a cosechar casi el 4% de los votos.

Así, mientras los dos diputados le costaban a la formación de izquierdas el 3,82% de los votos el PNV, con menos de un tercio de los votos (1,22%) -pero más concentrados- obtenía el doble, seis escaños. A ERC, ganar sus tres escaños le ha costado por ejemplo sólo el 1,16%. Y Na-Bai ganaba el suyo con el 0,25%.

Si se confirman los resultados al 96%, que ya experimentará pocas variaciones, cada escaño le habrá costado a IU más de 460.000 votos, frente a los 63.000 de cada diputado del PSOE o del PP. A CiU cada puesto en el Congreso le ha supuesto 73.000 sufragios; a ERC 90.000 y 102.000 al BNG. Los escaños más baratos son los del PNV: 50.000 sufragios.

Muy caro le ha salido también su escaño a Rosa Díez: más de 300.000 votos.

Más información