Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

El 'Curiosity', camino de Marte

El robot recorrerá 570 millones de kilómetros hasta agosto

Tras un lanzamiento perfecto, a las 16.02, hora peninsular, el robot Curiosity ha emprendido su viaje a Marte. Tiene que recorrer 570 millones de kilómetros y no llegará hasta agosto del año que viene. Se trata del laboratorio rodante más avanzado enviado hasta ahora al planeta rojo y su objetivo es, analizando el suelo, las rocas y la atmósfera, determinar si en algún momento pudo haber condiciones de habitabilidad, de manera que, si obtuviera resultados positivos, abriría el camino a futuras misiones de exploración para buscar indicios de vida. Pero el Curiosity no lleva instrumentos ni para identificar microfósiles de microorganismos ni para detectar procesos vitales, como alguna forma de metabolismo.

"El cohete nos ha colocado en la trayectoria óptima, estamos de camino a Marte", declaró ayer Peter Theisinger, jefe de proyecto de esta misión (denominada Mars Science Laboratory), una hora después del despegue, cuando ya se habían superado las fases más críticas. "Tenemos comunicación con el vehículo, que está térmicamente estable y eléctricamente activo". El lanzamiento se realizó en un cohete Atlas V desde la base de Cabo Cañaveral (en Florida). Con casi 900 kilos y el tamaño de un coche, el Curiosity es mayor que los anteriores vehículos rodantes que han llegado a Marte y mucho más potente. Lleva 10 instrumentos científicos que suman 75 kilos, es decir, 15 veces más que los robots gemelos Spirit y Opportunity que llegaron en 2004. La misión, con un coste de 2.500 millones de dólares, debe funcionar al menos un año marciano (23 meses terrestres).

"Estamos muy entusiasmados al enviar a Marte el más avanzado laboratorio científico", dijo el director de la NASA, Charles Bolden, tras el lanzamiento. "La MSL nos dirá cosas críticas que necesitamos saber acerca de Marte", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de noviembre de 2011