Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MEL AINSCOW | Experto en educación inclusiva

"Hay que lograr que todos los niños sean importantes"

Mel Ainscow está considerado un referente mundial en educación inclusiva, el modelo en el que el aprendizaje, los logros y el bienestar de todos los alumnos -también el de los menos aventajados- es importante. El catedrático de Educación, que ayer ofreció una conferencia en la Universidad de Deusto, propone una "revolución" en los métodos de enseñanza, ya que, en su opinión, el actual sistema no está diseñado para dar respuesta a las necesidades de todos los niños.

Pregunta. ¿Qué es una escuela inclusiva?

Respuesta. Es la que responde a todos los niños que tiene dentro, también a los que necesitan más ayuda. Europa está asistiendo a una gran movilidad de su población. Las escuelas son cada vez más diversas, con más culturas, idiomas... De ahí la importancia de la inclusión. El sistema educativo no está ahora mismo diseñado para responder a todos los niños.

"El sistema educativo inclusivo beneficia a todos los alumnos"

"Los actores principales son los profesores; hay que apoyarles"

P. ¿Esas escuelas inclusivas son más eficaces?

R. Lo que hemos aprendido de otras experiencias es que si podemos hacer el sistema educativo más inclusivo, beneficiará a todos los niños. Pero esto implica una revolución. Al buscar medios para incluir a los que necesitan más ayuda, se cambiará la esencia de la educación. Hay que lograr que todos los niños sean importantes, también los que tienen problemas.

P. Propone un cambio en la cultura educativa. Pero ¿cómo se logra algo tan complicado?

R. Necesitamos políticas nacionales, liderazgo en el nivel local y, por supuesto, un gran trabajo de los directores de los centros educativos. Pero, en último lugar, los actores principales van a ser los profesores. Así que tenemos que apoyarles, motivarles y, a veces, incluso desafiarles.

P. ¿La labor del docente se complicará?

R. Sí. Ellos marcarán la diferencia en la clase. Cuando preguntas a los niños algo sobre su educación, no mencionan al ministro de turno o al director de su colegio. Hablan de su profesor. Lo importante es motivar a estos docentes y fomentar que puedan tener una mejora de su práctica.

P. ¿De qué herramientas dispondrán para identificar las barreras que dificultan el rendimiento de un alumno?

R. Para que este proyecto salga adelante necesitamos docentes con aptitudes para detectar esas barreras. Las hay físicas y mentales. Estas últimas son las complicadas: las limitaciones de nuestra propia imaginación. Serán necesarios muchos cambios, pero sabemos que es posible. Hay países que han mostrado el camino, como Finlandia, Canadá y Corea del Sur. Por ellos sabemos que la inclusión tiene que estar en el mismo centro del sistema educativo. De ahí que antes hablara de una revolución.

P. Siempre habrá alumnos aventajados y otros menos listos. ¿Realmente es posible acompasar el aprendizaje de todos ellos?

R. Sí. Insisto: eso nos dice la experiencia de los países que he mencionado. Se ha demostrado que es posible. Aunque también hay que tener en cuenta la historia que hay detrás de estos países, el contexto histórico en el que se han desarrollado. Lo que hay por debajo de eso es que normalmente son sociedades más equitativas. Y las escuelas reflejan esa filosofía.

P. ¿Le consta que escuelas vascas o españolas estén aplicando el modelo inclusivo?

R. Sí. Por lo que he podido saber, hay avances muy positivos en el País Vasco. Y también tengo el conocimiento de experiencias muy gratas en Cataluña. Estos dos casos son una fuente de motivación tanto para otras regiones españolas como para el resto de Europa.

Mein Ainscow

Mein Ainscow (Manchester, 1943) es catedrático de Educación y co-director del Centro para la Equidad en la Educación en la Universidad de Manchester. Con anterioridad, fue director de colegio, inspector de educación y profesor en la Universidad de Cambridge. También ha trabajado como consultor para la Unesco, Unicef y Save The Children. Sus ideas inspiran a todos los profesionales vinculados a la educación inclusiva.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 2011

Más información