Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Hierro, en alerta ante una posible erupción volcánica

La isla canaria registra signos de vulcanismo sin precedentes desde 1793

Santa Cruz de Tenerife

La sombra de una erupción volcánica se cierne sobre la isla de El Hierro. Lo que comenzó como pequeños seísmos en el océano se ha convertido en temblores de tierra que se han sentido en toda la isla y que pueden terminar en una erupción volcánica, algo de lo que no hay constancia desde 1793. Todo comenzó el pasado 19 de julio, cuando los sismógrafos del Instituto Geográfico Nacional (IGN), responsable de la vigilancia volcánica en España, registraron una actividad sísmica poco usual bajo la isla de El Hierro.

Desde entonces, los sensores han mostrado una actividad creciente. En dos meses han registrado más de 7.800 seísmos, la mayoría imperceptibles para la población. Sin embargo, el pasado jueves un movimiento de tierra de magnitud 3 obligó al Gobierno de Canarias a elevar el "semáforo de vigilancia vulcanológica" de verde a amarillo por primera vez en la historia reciente del archipiélago. Los terremotos han ido creciendo en magnitud y la noche del sábado hubo uno de 3,4 que se sintió en toda la isla.

10.000 habitantes reciben información sobre cómo evacuar la zona si llega lava

El ánimo de los habitantes de El Hierro fluctúa entre el temor y la curiosidad. "Es normal que pasen estas cosas porque toda Canarias es volcánica, pero no creo que ocurra nada", explica Andrés, vecino de la localidad de Sabinosa. Esta tranquilidad contrasta con el ánimo de los paisanos que habitan en los núcleos urbanos más cercanos a la costa en la que los temblores se han sentido más: "El último sí fue fuerte. Estaba acostada y la cama empezó a moverse y también los muebles de la habitación", señala Josefa, residente en la zona de El Golfo.

El experto en vulcanología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Juan Carlos Carracedo señala que debe imperar la calma entre la población. "Si hubiera una erupción volcánica en El Hierro, ahora o en cualquier periodo, no sería extraño porque la isla es la más joven. Al ser una bolsa de magma que está subiendo a la superficie se estaciona en un límite de la corteza y produce una serie de roturas que generan sismicidad. Eso es lo que está ocurriendo en alrededor de unos 15 kilómetros de profundidad". Carracedo señala que es pronto para anticipar si habrá una erupción: "No tenemos manera de saber qué va a ocurrir porque como la sismicidad es aún profunda no podemos saber si esa bolsa de magma acabará rompiendo la corteza y generará una erupción".

En caso de erupción, el experto apunta que sería tranquila. "Formaría conos [de lava] en las zonas altas de las islas y coladas que fluyen hacía el mar, pero a una velocidad suficientemente lenta como para evacuar a la población sin problema". Y señala que podría darse en "días, semanas o meses".

El Hierro no tiene un solo gran volcán sino unos 250 cráteres, prueba de su origen volcánico. La última erupción en la isla se registró en 1793, cuando se formó el volcán de Lomo Negro, en el noroeste de El Golfo. La más reciente en Canarias se dio en el Teneguía (isla de La Palma), en 1971.

Ante la posibilidad de erupción, el Gobierno regional ha iniciado la prevención. El semáforo de alerta -compuesto por cinco colores o niveles de emergencia: verde, amarillo, verde-amarillo, naranja y rojo- ha sido situado en amarillo. Esto supone la aplicación del protocolo de seguridad vulcanológica, que consiste en informar a la población sobre qué hacer si se produce la erupción.

Esta tarea corre a cargo del Cabildo de El Hierro, que está informando a los algo más de 10.000 habitantes de la isla sobre los protocolos de evacuación. Aun así, la responsable de seguridad del Cabildo afirma que la probabilidad de una erupción es baja, y la cifra en un 15%. "La erupción nos avisaría con tiempo, por lo que tendríamos tiempo suficiente para desalojar a la población y trasladarla a un lugar seguro", informó la responsable de Seguridad del Cabildo, María del Carmen Morales. En la misma línea, el portavoz del Ejecutivo regional, Martín Marrero, indicó que "hoy, lo que cabe es mantener la tranquilidad".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de septiembre de 2011