Críticas al desalojo de 460 chabolistas en Sevilla

La Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) criticó ayer el desmantelamiento en Sevilla de tres asentamientos chabolista -en los que habitaban unas 460 personas- porque no resuelve el problema del colectivo. La asociación pidió al Ayuntamiento que acondicione espacios para ubicar temporalmente a las familias desalojadas y estudie "caso por caso para dar la solución adecuada".

El coordinador del área de marginación de APDH-Sevilla, Pablo Fernández, equiparó estas actuaciones del gobierno local que dirige Juan Ignacio Zoido con lo ocurrido en Francia o Italia. "En democracia se tiene que ser capaz de afrontar la situación de los que están al límite con los recursos necesarios", dijo.

Según Fernández, en Sevilla hay alrededor de 3.000 chabolistas en estas condiciones. "Lo que se hace es dispersar a la población, que volverá a concentrarse de nuevo más adelante", añadió. "Esa es la realidad de Sevilla, e intentar negarla no tiene sentido", concluyó.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de septiembre de 2011