Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:LIBROS | NARRATIVA

Vidas prometidas

Narrativa. A un escritor de relatos -solo, nada menos- tan perseverante como el granadino Guillermo Busutil, bien poco le ha de importar, supersticiones de tierra aparte, que le hayan salido trece espléndidas trece vidas prometidas, aunque se cure en salud, como andaluz cabal que es, insertando entre algunas de aquellas una suerte de codas, pórticos y, al final, un breve epílogo, que es toda una declaración de principios y también algo así como un microrrelato. Insertos que quizás rompan el maleficio del número maldito, trece. Vidas, algunas, que provienen del vientre de la infancia, acaso de la suya propia, o de un igual: ese relato de rito de iniciación a todo lo por venir con el que abre el abanico: el fútbol, el momento de ponerse delante del portero. Un hermosísimo grito en defensa de las pequeñas cosas del campo, del amor por lo sencillo, por las palabras que oyes -a los mayores-, por los libros que descubres -solo, a la hora de la siesta- es esa historia del niño atado a la pata de una mesa de cocina, donde trajina la abuela, que de ser autobiográfica cualquier lector le envidiaría. Frente a lo sencillo, lo rural, la vida en la ciudad. Las imposturas de lo moderno. La vida programada, esa mano de cal que tapa nuestra propia calavera: esa familia cuadriculada en sus rutinas de marca y de lujo hasta lo imposible. O la selva del trabajo -si lo hay- donde no sobreviven los mejores, sino los que venden su alma al diablo de la ambición, del poder, de la corrupción: ese periodista de radio -que se cuela, o se colaba, por los transistores de otras casas, de otras vidas, de otras historias- o ese redactor de discursos de un político que reconoce a tiempo, tras unos avisos, cuando hay que frenar, si se consigue. Las vidas prometidas son las que se sueñan o se padecen: un amor imposible de COU o un parado sin futuro y final feliz (parecen salidos de un cuento de hadas, con príncipe). Las vidas, todas iguales, todas diferentes, en esta tela de araña que teje tan espléndidamente Busutil: trece, sí, con codas, y un epílogo: en éste se resumen todas, o algunas.

Vidas prometidas

Guillermo Busutil

Tropo. Zaragoza, 2011

186 páginas. 17 euros

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de agosto de 2011

Más información

  • Guillermo Busutil