ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 1 de junio de 2011
Entrevista:CORNELIA PRÜFER-STORCKS | Senadora de Sanidad de Hamburgo | Crisis alimentaria

"Hicimos lo correcto al publicar los primeros análisis"

La senadora (ministra) de Sanidad de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storcks, negaba ayer con vehemencia cualquier precipitación en el anuncio, el pasado jueves, de que contaban con tres pepinos españoles -y uno holandés- contaminados. "Cumpliendo las normativas anunciamos aquí que teníamos pruebas de tres pepinos españoles contaminados con una bacteria peligrosa". La defensa llega justo después de que anunciara en la enorme sede del Ayuntamiento de Hamburgo que, en al menos dos de los tres casos sospechosos, no se trata de la cepa O104. Así que se descartan como causantes de la ola infecciosa.

La senadora explica a este periódico que "las bacterias E. coli siempre suponen un peligro, sean de la cepa que sean". Sostiene que el Instituto de Higiene de Hamburgo hizo "todas las pruebas pertinentes" para constatar que se trataba de bacterias E. coli enterohemorrágicas (EHEC). Al final, estas no son de la cepa que ha causado el brote, "pero su consumo habría sido también nocivo".

¿Es consciente del daño económico sufrido por los agricultores a consecuencia del anuncio? Prüfer-Storcks no esconde cierta irritación: "Lo acabo de decir en la rueda de prensa: la salud pública está por delante de cualquier consideración económica". Todo indica que las autoridades sanitarias no han avanzado gran cosa en sus pesquisas. "Desgraciadamente, esta pista sobre el origen de la infección se ha debilitado".

Sobre la recepción en Alemania de la noticia y la inmediata retirada de las verduras españolas en muchos mercados del país, Prüfer-Storcks hizo una socorrida alusión a los medios de comunicación: "A veces, los periodistas no se explican con la precisión de los científicos o no recogen con exactitud lo que se dice en una rueda de prensa".

Recuerda la senadora que "este Senado siempre alertó contra el consumo de lechuga, tomate y pepinos en todo el norte de Alemania, procedieran de donde procedieran". Si se venden o no pepinos y tomates es un asunto secundario ante la avalancha de enfermos en los hospitales de Hamburgo. En eso es tajante: "Sufrimos en el land un grave problema sanitario, así que hicimos lo correcto".

Cornelia Prüfer-Storcks.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana