Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La misión en Libia costará al menos 25 millones

La intervención militar española en Libia costará 25 millones de euros, siempre que no se prorrogue más allá de lo aprobado hoy por el Congreso, según informó anoche el Ministerio de Defensa. El despliegue durante un mes de los cuatro cazas F-18 y el B-707 de reabastecimiento en vuelo cuesta 10 millones; mientras que el despliegue naval costará 15 millones en tres meses.

La fragata Méndez Núñez zarpó ayer tarde de Rota (Cádiz) con la misión de "proteger a la población de Libia frente a los crímenes de un tirano", en palabras de la ministra de Defensa, Carme Chacón, quien viajó a la base gaditana después de que el Congreso aprobase la participación española en el conflicto libio. La fragata F-104, la más moderna de la Armada española, participará en el control naval del embargo junto al submarino Tramontana, que zarpó el lunes de Cartagena (Murcia), y un avión de patrulla marítima CN-235, que saldrá esta mañana desde la base de Getafe (Madrid).

Chacón subrayó que la OTAN aprobó ayer mismo el embargo y dijo a los más de 200 tripulantes de la Méndez Núñez que su misión consiste en "realizar labores de vigilancia y, si es necesario, de interceptación de todo buque sospechoso".

Por su lado, los cuatro F-18 españoles desplegados desde el domingo en la base italiana de Decimomannu (Cerdeña) realizaron ayer una nueva patrulla sobre Libia. A diferencia del lunes, cuando solo volaron dos de los cazas, ayer lo hicieron todos, acompañados por el avión cisterna B-707. Los cinco aviones han hecho ya en total más de 33 horas de vuelo y el B-707 ha transferido más de 35.000 litros de combustible.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 2011