Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La revolución romana

En la batalla de Actium, en el 31 antes de Cristo, Octaviano venció a Marco Antonio que llegó a la batalla reforzado por la flota de Egipto, enviada por su esposa la reina Cleopatra. Esa victoria cambió el curso de la historia. Octaviano ganó poder y cuatro años después fue coronado como Augusto, primer emperador de Roma. Ronald Syme (1903-1989) publicó en 1939 La revolución romana y se convirtió en poco tiempo en uno de los libros de referencia en la historiografía de la Roma antigua. Publicada en España por Taurus el año de la muerte de su autor (en la traducción que ahora se recupera) ha permanecido descatalogado demsiado tiempo. La presente es una recuperación digna de ser celebrada. El prólogo de Javier Arce sitúa al lector actual respecto a los enfoques de este libro. Syme, que no era afecto a las biografías, se aproxima a la vida de Augusto abriendo la perspectiva a las consecuencias sociales y políticas de la época que se inauguró con él, la transición de una forma de gobieron que reposaba en las viejas familias de la nobleza para pasar a manos de los héroes militares. La erudición de Syme, que basó sus argumentos en sus propios hallazgos y comprobaciones más que en la bibliografía existente, ha conseguido que este clásico siga teniendo vigencia más de 70 años después. Para los aficionados a la historia de la antigua Roma, es una lectura tan obligada como palacentera.

La revolución romana

Ronald Syme

Traducción de Antonio Blanco Freijeiro

Crítica Barcelona, 2010

716 páginas. 35 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de diciembre de 2010