Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primer contagio de malaria en España en 50 años

Las autoridades sanitarias aseguran que no hay riesgo de más casos

Una mujer de 44 años, residente en la pequeña localidad oscense de Cartuja de Monegros (350 habitantes), se ha convertido en el primer caso en España de paludismo autóctono desde hace medio siglo, cuando fue erradicada la enfermedad. La malaria se contrae por una picadura de un mosquito anofeles hembra que previamente se ha infectado al picar a un portador de la enfermedad.

Como la paciente no encajaba en ninguno de las habituales causas de contagio (viaje al extranjero a una zona endémica, transfusión de sangre, trasplante de órganos o visitas a un aeropuerto) los epidemiólogos han concluido que solo un mosquito autóctono, previamente infectado del parásito (Plasmodium), pudo contagiarle la malaria

El extraño caso apareció a finales de septiembre, cuando la mujer presentaba un cuadro similar a un síndrome gripal. Al no remitir los síntomas, en el hospital San Jorge de Huesca optaron por realizarle un análisis microbiológico que detectó la malaria, confirmada posteriormente por el Instituto de Salud Carlos III.

La variante de paludismo detectada es la más benigna (Plasmodium vivax) y procede, principalmente, de Centroamérica y de algunas zonas de India. Los servicios epidemiológicos del Gobierno de Aragón intentarán ahora localizar al primer portador e identificar el origen a través de los perfiles genéticos del parásito.

Francisco Javier Falo, director de Salud Pública de Aragón, restó importancia a este caso y subrayó que las posibilidades de otro contagio son ínfimas.

El paludismo se erradicó en España en 1964 y tres años antes se había detectado el último caso. En España cada año se detectan medio millar de contagios, pero importados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de octubre de 2010