Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los recortes de presupuesto llegan a los laboratorios

Ciencia e Innovación rebaja en 50 millones los proyectos de investigación

Los recortes en la financiación de la ciencia, que suscitaron alarma y protestas en la comunidad científica cuando se presentaron los presupuestos del Estado para 2010, han llegado ahora a los laboratorios con toda su crudeza. El dinero asignado por el Ministerio de Ciencia e Innovación para los proyectos de investigación del plan nacional se queda este año en 380 millones, frente a los 430 de 2009, y eso que la ministra, Cristina Garmendia, aseguró y reiteró que no se reduciría la partida presupuestaria de este programa clave del sistema de I+D español.

"Si los recortes afectan solo a 2010 se aguanta, pero si esto se alarga a 2011 y más, la situación será muy complicada", comenta Pere Puigdoménech, director del Centro de Investigación en Agrigenómica (Barcelona). "En cuanto a la ciencia española, esto significa que se puede ir tirando, pero no con proyectos muy ambiciosos", añade este profesor de investigación del CSIC.

La ministra aseguró que no habría recortes en el Plan Nacional

Los contratos Ramón y Cajal son 250, los mismos que en 2009

La reducción, que ronda el 15% de media, pero que en algunas áreas es superior (18% o 20% en biología), no tiene efectos necesariamente graves en los equipos potentes, que, además, cuentan con otras fuentes de financiación, como los proyectos europeos. Pero los grupos más modestos pueden verse obligados a replantearse los objetivos o incluso a cancelar el proyecto mismo, y estos equipos no solo pueden hacer buena ciencia, sino que aportan a menudo su cantera de promesas para los grupos de excelencia. En el caso de los jóvenes científicos que empiezan ahora su carrera, la repercusión del recorte puede ser crítica si no logran financiación suficiente para sus primeras investigaciones independientes.

Ante 2011, Ciencia y Tecnología aspira a la congelación de la financiación respecto a este año, pero está por ver cómo queda el borrador de presupuesto que elabora Hacienda.

"No me han recortado mucho, un 15%, y mi proyecto es de algo más de 400.000 euros", explica Amparo Cano, profesora de la Universidad Autónoma de Madrid. Ella está investigando sobre cáncer, en procesos de invasión tumoral. "Yo puedo asumir el recorte apretándonos un poco el cinturón, pero otros colegas, que tienen reducciones muy superiores, hasta de un 40%, tendrán que reducir los objetivos, prescindir de contratos de becarios...".

Los responsables del plan nacional explican que pese a su intención de mantener la financiación al nivel del año pasado, la previsión de que la crisis no terminará este año les ha llevado a recortar en esta partida. Hay que tener en cuenta que los proyectos son de tres años y, una vez concedidos, hay que pagar las tres anualidades. Ahora, tras las evaluaciones, se están asignando a los proyectos nuevos, mientras que los de 2009 y 2008, reciben automáticamente los fondos comprometidos en su momento. Los científicos, al obtener una plaza en un instituto o en una universidad, reciben, además del salario, el despacho, el espacio del laboratorio y poco más. Los gastos de equipos, contratos de ayudantes, material, animales de experimentación, etcétera, se lo financian con el dinero que logran sus proyectos en las convocatorias competitivas.

En lo que sí ha cumplido el ministerio ha sido en el compromiso de no recortar los contratos Ramón y Cajal y las becas FPI para realizar la tesis doctoral, de modo que se convocan este año 250 y 1.100, respectivamente, igual que en 2009.

"No hay grandes desastres, excepto en el área de biotecnología, donde la rebaja es del 20%", dice Vicente Larraga, director del Centro de Investigaciones Biológicas. "En 2011 podemos acoplarnos a lo que tenemos, pero si todo sigue igual al año siguiente, será muy grave", añade Larraga. Además, señala, con estas economías en I+D, no se pueden adquirir instalaciones y aparatos avanzados que son esenciales para hacer ciencia competitiva.

"En el área de física, y en un período de ajuste por la crisis, los recortes entran dentro de lo razonable y no deberían tener un impacto crítico en los resultados, pero es difícil estimarlo", dice Jesús Marco, coordinador de Ciencia y Tecnologías Físicas del CSIC. En algunas especialidades, como física de partículas, no hay reducciones, pero en otras sí, como física de estado sólido, con un recorte del 15%. "Los investigadores se nutren, por un lado, de los proyectos de investigación competitivos que logran, pero por otro, tienen el apoyo de las instituciones donde trabajan", advierte Marco. "Y este apoyo está comprometido ahora, y en los próximos años, por las restricciones de presupuesto de las Universidades y de los Organismos Públicos de Investigación (OPI)".

Las cuentas de I+D

- En 2009 se solicitó financiación del plan nacional para 5.880 proyectos de investigación y, tras el proceso de evaluación de cada uno, se aprobaron 3.732. Las cifras definitivas de la convocatoria de 2010 se conocerán a finales de verano.

- El CSIC recibe del ministerio este año 120 millones de euros menos que el pasado, y en 2009 fueron 60 menos que en 2008. En total, es una reducción de 180 millones sobre los 600 de 2008, un 30%. El Ciemat ha sufrido un recorte del 36% en estos dos años, con 35 millones en el presupuesto de 2010 por debajo de los 96 de 2008. Pese a que ambas instituciones obtienen recursos añadidos por proyectos y contratos, su situación es muy complicada y ahora sus responsables aspiran, como mucho, a ver congelado su presupuesto

en 2011.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de julio de 2010

Más información