Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Portugal se alían para investigar en nanotecnología

España y Portugal han apostado fuerte por un nuevo instituto científico conjunto, el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología (INL), cuyo edificio, en Braga (Portugal) fue inaugurado ayer con todos los honores. Asistieron el rey Juan Carlos y el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, acompañados por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro portugués José Sócrates, junto con los ministros de Ciencia correspondientes Cristina Garmendia y José Mariano Gago.

En realidad, el laboratorio está todavía dando sus primeros pasos y en el moderno edificio todavía no hay científicos. Será después del verano cuando el INL debe tener a punto el reglamento y los requisitos de contratación para empezar a reclutar científicos. El plan es incorporar un total de 200 investigadores en cinco años, para desarrollar las grandes líneas de investigación predefinidas: nanomedicina, control ambiental, seguridad de alimentos y nanoelectrónica y nanomecánica.

El INL, cuyo director es el español Jesús Rivas (Universidad de Santiago de Compostela), tiene un coste de unos 100 millones de euros y está cubierto al 50% por España y Portugal, pero de esa cantidad unos 60 millones corresponden a la construcción del nuevo edificio, financiado en un 70% con fondos de la UE. El centro, que tiene un régimen jurídico internacional, está abierto a la entrada de nuevos países. Independientemente de los que participen oficialmente, el consejo rector del INL aspira, y es en ese aspecto en el que pone mayor énfasis, a fichar a científicos de alto nivel internacional sin mirar de qué país proceden.

Además de la ciencia de vanguardia, el nuevo laboratorio persigue la conexión directa con la aplicación industrial y comercial, e incluso el estímulo de creación de empresas derivadas directamente de la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 2009