Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre con orden de alejamiento estrangula a su pareja

Las medidas cautelares, de nuevo, no sirvieron de mucho. Jaime N. M., de 35 años, tenía una orden de alejamiento que ni él ni su compañera cumplieron. Según sus vecinos, ambos vivían en el número 13 de la calle de Penyagolosa de Castellón, donde ayer apareció muerta María, de 36 años. Fue estrangulada por su pareja, el padre de su hijo, un pequeño de tres años. Cinco horas después de que apareciera el cadáver, el presunto agresor se entregó en una comisaría de Madrid.

La orden de alejamiento se decretó hace un mes, después de que María acudiera a la policía, acompañada de sus padres, para presentar una denuncia por malos tratos. Pero la resolución judicial no se respetó. Los vecinos mantienen que seguían conviviendo pese a que, tras entregarse, él aseguró que había abandonado el domicilio. Ante la policía, el presunto agresor relató que el martes, sobre las 23.00, acudió a la vivienda, discutió con su compañera y la asfixió. Luego cogió al niño y huyó a Madrid.

María es la víctima mortal número 17 de violencia machista de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de mayo de 2009