ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 22 de abril de 2009

Golpe policial a la banda de moteros Ángeles del Infierno

'El Jaro', agresor de un escolta de Laporta, entre los detenidos

Cuando hacemos el bien nadie se acuerda de nosotros. Cuando hacemos el mal, nadie lo olvida. Éste es el lema de los Ángeles del Infierno. Sus miembros se consideran una hermandad de moteros que recorren, juntos, miles de kilómetros por medio mundo. La policía, en cambio, opina que se trata de una banda violenta con vínculos con la extrema derecha y ayer ofreció argumentos a su favor con la detención de 22 personas en seis provincias españolas, la mayoría, en Barcelona.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil acusan a los miembros de los Ángeles del Infierno de formar una estructura "paramilitar" dedicada al tráfico de drogas y la extorsión. Los agentes se han incautado de 200.000 euros en metálico, un kilo de cocaína, libros neonazis y armas.La banda se había hecho fuerte en Poblenou. Allí fundó su sede (la primera de España) hace trece años. Los Mossos irrumpieron en el local a las seis de la mañana. Uno de los detenidos trató de usar su arma de fuego contra los agentes, aunque la sangre no llegó al río. A mediodía, sólo quedaba una moto Harley Davidson en la puerta de la sede, pintada con el símbolo de la banda: una calavera alada con cuernos y casco.

Los Ángeles del Infierno controlan otros dos locales en Poblenou: un bar y un pub que, en realidad, funcionaba como after-hour. Una cámara de seguridad enfoca la entrada del local, donde se recuerda que el aforo está limitado a 81 personas. Es un mensaje para iniciados: el 8 es la octava letra del abecedario (H); el 1, la primera (A). O sea, Hell's Angels.

José C. fue detenido en un local donde vive desde hacía diez años. Allí guardaba una enorme caja fuerte (con ocho candados) que se negó a abrir pese a la insistencia de los agentes. Tuvieron que intervenir los Bomberos, que tardaron más de tres horas en abrirla. Una vez acabado el registro, José salió esposado a cara descubierta, con una barba enorme y vistiendo ropa de tipo militar. Otro de los detenidos es ni más ni menos que Antonio Romero Ors, alias El Jaro. Hace unos días, en el partido entre el Bayern de Múnich y el Barça, El Jaro agredió, junto a otros cuatro boixos nois, al escolta del presidente azulgrana, Joan Laporta. Romero cumplió condena por matar, en 1991, a un aficionado del Espanyol.

La policía acusa a todos los detenidos de asociación ilícita, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, extorsión, amenazas y coacciones. La banda obligaba a organizadores de eventos a contratarles como personal de seguridad y se dedicaba, presuntamente, al cobro de morosos. No es la primera vez que la policía golpea a los Ángeles del Infierno. Hace dos años, los Mossos detuvieron a otros ocho presuntos miembros de la banda en Barcelona.

Uno de los detenidos, tras abandonar el registro del pub de los Ángeles del Infierno. / MARCEL·LÍ SÀENZ

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana