Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva avería obliga a desconectar la nuclear Ascó I

Endesa e Iberdrola tienen un nuevo reactor nuclear parado. Una fuga de aceite en Ascó I (Tarragona) obligó ayer a desconectar la central por tiempo indefinido. De los tres reactores instalados en Cataluña, gestionados por Endesa e Iberdrola a través del consorcio ANAV, sólo Ascó II produce electricidad. La nuclear de Vandellòs sigue parada desde agosto por un incendio. ANAV deja de facturar 1,2 millones de euros cada día que ambos reactores estén inactivos.

El escape detectado proviene de una tubería que bombea aceite para controlar una válvula de la turbina. Con la fuga, el aceite carecía de presión, dejando esta válvula a su antojo.

Para ANAV este suceso prueba que es capaz de parar un reactor si es necesario. Intenta refutar así las críticas que la culpan de anteponer la facturación a la seguridad. Para Greenpeace es otra muestra de la "pésima" gestión de ANAV, protagonista de 32 de las 52 incidencias registradas por las nucleares en 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de septiembre de 2008