Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un senador en la inopia

Un parlamentario del PP pide al Gobierno que derogue una sentencia del Constitucional sobre violencia machista

En el PP hay un senador que no está de acuerdo con que el Tribunal Constitucional sea el máximo intérprete de la Constitución española. Tampoco le termina de convencer eso de la división de poderes. Un senador contra el sistema. Un senador que opina que el Tribunal Constitucional, a veces, puede dictar sentencias claramente inconstitucionales. No se explica cómo el Gobierno no se da cuenta y hace algo al respecto. Más aún, el Gobierno debería tener poderes para "derogar" la doctrina del Tribunal. Y cuanto antes.

El Tribunal Constitucional desestimó el pasado mayo una cuestión planteada por una juez de Murcia, que consideraba inconstitucional la Ley de Violencia machista que establece una mayor pena para el hombre en casos de maltrato.

Pedro Manuel Hernández, senador del PP por Murcia, médico de profesión, formuló el pasado 13 de junio la siguiente pregunta escrita al Gobierno: "¿Tiene previsto modificar o derogar la anticonstitucional sentencia del TC sobre la Ley de Violencia sobre la mujer en la que se afirma que 'el hombre merece más pena que la mujer, ya que esta violencia ataca y conculca derechos fundamentales: por ser mujer y por no dejarse dominar', por ir contra el Capítulo Segundo, artículo 14 de la Constitución Española?".

La Mesa del Senado rechazó trasladar la pregunta al Gobierno (algo realmente extraordinario). La razón oficial fue que no es competencia del Ejecutivo corregir al Constitucional (en realidad, las sentencias ni siquiera son recurribles). La razón real fue "no convertirla en la pregunta del año, porque era surrealista", reconoce una fuente de la Mesa que recuerda las "caras de asombro" de sus miembros.

El PP del Senado ha presentado 15.000 preguntas en tres meses. El portavoz, Pío García-Escudero, que firma cientos al día incluida ésta, se dio cuenta ayer por EL PAÍS del contenido de la pregunta. "La desautorizo completamente. Obviamente, los filtros fallaron. Si la Mesa la ha rechazado, está bien rechazada", declaró.

El senador Hernández, que ha presentado 123 preguntas y desconocía que ésta hubiera sido rechazada, se reafirmó ayer en los términos exactos de su texto. "Lo puse así a propósito. Las razones que aduce el Constitucional van contra la Constitución. Una cosa puede no estar de acuerdo con la Constitución aunque lo diga el Constitucional". Informado de que el Gobierno no puede hacer nada al respecto (ni quiere), opinó que "se puede modificar la ley".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de julio de 2008