ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 30 de octubre de 2007

Zapatero pide ayuda a Florentino Pérez y Luis del Rivero ante la crisis de Barcelona

El Gobierno encarga obras del tramo polémico a Sacyr y a otras dos empresas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se puso el pasado viernes al frente de la crisis ferroviaria de Barcelona y convocó de urgencia una reunión con los presidentes de dos de las principales constructoras del país que trabajan en las obras del AVE. Florentino Pérez (ACS) y Luis del Rivero (Sacyr) se reunieron durante una hora en el palacio de la Moncloa con Zapatero y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, para buscar soluciones a una crisis ocasionada por los múltiples incidentes registrados en un tramo de obra adjudicado a otra constructora, OHL.

Durante toda la jornada, el Gobierno barajó la rescisión del contrato con OHL, pero las complicaciones jurídicas obligaron al Ejecutivo a buscar una alternativa. La solución adoptada finalmente pasa porque Sacyr-Vallehermoso, a través de su filial Cavosa, acompañe a OHL en la terminación de las obras subterráneas del AVE de Barcelona. Además, una Unión Temporal de Empresas formada por Terratest y Rodio, especialistas en impermeabilizaciones, cimentaciones o inyecciones, se incorporará a este tramo para intentar evitar nuevos socavones. Las tres empresas, que han trabajado en tramos cercanos al que tiene adjudicado OHL, firmarán contratos adicionales de emergencia con la Administración central o subcontratas con la propia OHL.

El objetivo del Gobierno es dar mayor seguridad a las obras e intentar acabarlas en el plazo previsto, el 21 de diciembre próximo.

Cavosa, la filial de Sacyr que intervendrá ahora en el tramo de los socavones, ha desarrollado en los últimos años trabajos para Fomento, Medio Ambiente y diferentes comunidades y ayuntamientos. El caso de Terratest y de Rodio es similar. Terratest está dirigida por Pedro López Jiménez (presidente también de Unión Fenosa) y participada minoritariamente por Acciona. Rodio es filial del grupo constructor francés Vincit.

El presidente del Gobierno explicó ayer a la Ejecutiva de su partido todos los pormenores técnicos de lo que está ocurriendo en Barcelona. En la reunión se produjo un debate muy vivo sobre la crisis ferroviaria y los intervinientes consideraron acertado que el Gobierno asuma la responsabilidad de lo que está pasando. No hubo reproches al PSC sino tan solo una mención a que los socialistas "aquí y allí" tienen que llevar la iniciativa. Nadie le preguntó por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, pero fue el propio presidente quien habló de ella para elogiar su trabajo y su dedicación. Zapatero desgranó a modo de retahíla la tarea que Fomento lleva a cabo en toda España -autovías, ferrocarril, puertos, aeropuertos...-, con un equipo bastante reducido. A nadie de la Ejecutiva le cabe ya la menor duda de que Zapatero apoya a la ministra sin titubeos.

Seguridad, solucionar el problema de las cercanías y, por último, la puesta en marcha del AVE son, por este orden, las prioridades del Gobierno.

Concentración en la plaza Sant Jaume de Barcelona en protesta por el caos del servicio ferroviario. / C. RIBAS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana