Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

Se buscan cientos de escoltas para Euskadi y Navarra

Las empresas de seguridad han activado la búsqueda de escoltas privados para las tres provincias vascas y Navarra. Cientos de puestos se están ofertando a raíz del fin del alto el fuego de la organización terrorista ETA. Una de las más importantes empresas del sector, de hecho, ya quiere cubrir 230 puestos de trabajo. Hay 90 vacantes en Vizcaya; 60 en la Comunidad Foral de Navarra y 40 en Álava y Guipúzcoa. A estas ofertas se han apuntado hasta el momento 36 personas.

Tanto el Ministerio de Interior como el Departamento vasco de Interior, según informa Vasco Press, han solicitado a las empresas privadas con las que mantienen acuerdos para la protección de amenazados nuevos profesionales para ambas comunidades. Madrid habría solicitado unos 25 escoltas privados más y Vitoria, alrededor de 200.

Un salario neto de entre 2.500 y 3.000 euros es lo que se ofrece a los nuevos profesionales, que en Euskadi y Navarra obtendrían un contrato indefinido para una jornada laboral completa.

El parlamentario del PNV José Antonio Rubalkaba dijo ayer que el Euskadi Buru Batzar no ha considerado que los concejales de la formación cuenten con la protección de escoltas. Dirigiéndose a ETA, señaló en Radio Euskadi que la banda terrorista ha declarado la "guerra", pero "no va a asustar" a su partido.

Los cargos públicos del Partido Socialista y del Partido Popular, sobre los que pesa la amenaza terrorista, cuentan con servicios de escolta y protección en el País Vasco y Navarra. Ahora también se está estudiando la posibilidad de ampliar esta protección a los más de 1.000 concejales y cargos públicos del PNV, tras las amenazas que ETA ha lanzado en los últimos comunicados contra la formación que dirige Josu Jon Imaz.

Respecto a los representantes obtenidos por ANV en las municipales y forales, Rubalkaba explicó: "Estos señores representan lo que representan" tras unas elecciones en las que "han engañado a un montón de gente".

El parlamentario del PNV consideró que el planteamiento de la banda terrorista "es puro chantaje" y señaló que, aunque el PNV es "partidario del diálogo", esta formación no va a ser obligada "por nadie a firmar" lo que no desea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de junio de 2007