Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Google guardará los datos de las búsquedas sólo durante 18 meses

La medida trata de acallar las críticas de los defensores del derecho a la intimidad

Google ha decidido dar un paso para aumentar la confianza en la confidencialidad de sus búsquedas y acallar las críticas de los defensores del derecho a la intimidad. La compañía anunció ayer que va a modificar su política de retención de datos que, hasta ahora, era muy simple: Google los retenía durante el tiempo que considerara necesario, y no daba más explicaciones al respecto. A partir de ahora, conservará los datos durante 18 meses. Después, los borrará.

Google se convierte así en el primer buscador que desarrolla una política de retención de datos y la hace pública. Es un asunto importante. Buscar es la actividad favorita de los internautas y, de hecho, 256 millones de personas visitaron un buscador en diciembre de 2006, según datos de Nielsen NetRatings. Pero la mayor parte de los navegantes nunca habría reflexionado sobre qué ocurre cuando introduce una búsqueda en una página, si no fuera por dos hechos muy polémicos ocurridos el año pasado en Estados Unidos.

Polémica en EE UU

El primero fue la petición que hizo el Gobierno a Yahoo!, MSN y Google de todos los datos de las búsquedas de los usuarios. Los dos primeros los entregaron; Google, no, porque consideró que la petición era excesiva. Un juez le dio la razón. La segunda fue un error de AOL, que publicó millones de datos de las búsquedas de sus usuarios hasta el punto de que, sólo con analizarlas, podían ser identificados.

Los defensores del derecho a la intimidad exigieron entonces a los buscadores que explicaran qué hacen con los datos que, al fin y al cabo, muestran las intenciones e inquietudes de los internautas. Las compañías explicaron simplemente que los utilizan por razones "internas", y durante tiempo indefinido.

Peter Fleischer, consejero de Privacidad en Europa de Google, explicó ayer las razones del giro de la compañía, en una conferencia de prensa telefónica con medios europeos: "Hemos mantenido conversaciones con los usuarios y con organizaciones defensoras del derecho a la intimidad, y pensamos que era el momento adecuado para realizar estos cambios". La compañía guardará los datos de sus usuarios no registrados (es decir, los que no tienen cuenta de Google) durante año y medio, salvo en los casos en que la ley les obligue a mantenerlos durante 24 meses. Los usuarios que estén registrados podrán decidir si quieren que sus datos sean eliminados. La medida se implantará "en los próximos meses", explicó Fleischer, que aseguró también que Google planea extender esta medida a otros de sus servicios en Internet, aunque no concretó cuáles.

Google cumple, así, con la directiva europea de retención de datos, que obliga a las compañías de telecomunicaciones e Internet a mantener los datos de sus usuarios entre 6 y 24 meses, para que puedan ser utilizados en la lucha contra el terrorismo y otros delitos como la pederastia. En España, el periodo es de un año.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 2007