Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad actuará si se mantiene la publicidad de macrohamburguesas

El ministerio acusa a Burger King de incumplir el acuerdo de auterregulación

La cruzada del Ministerio de Sanidad contra las hamburguesas gigantes puede acabar en los tribunales. El departamento que capitanea Elena Salgado estudia demandar a Burger King al entender que la promoción de sus hamburguesas gigantes, las XXL incumple el acuerdo de autorregulación que suscribió la propia empresa. Mientras, la multinacional de comida rápida insiste en que por encima de todo priman los gustos de sus clientes.

Así lo anunció ayer el presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA), Félix Lobo, que también adelantó que existen diversas asociaciones de consumidores que están dispuestas a denunciar a Burger King, informa Europa Press. Ante la campaña publicitaria que Burger King ha lanzado de sus productos XXL, el responsable de AESA señala que Sanidad se vio obligada a informar a los consumidores sobre los riesgos de ingerir este tipo de hamburguesas, que, según sus análisis, contienen 900 calorías y un 30% de contenido en grasa. Y lo hizo, según Lobo, con una única finalidad: de que la cadena de comida rápida respetara el contrato que firmó.

Por otroDurante su comparecencia ante la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, el presidente de AESA recordó que Burger King suscribió por dos veces un acuerdo comprometiéndose a no promover las raciones grandes. En este punto, Sanidad se considera legitimada para entrar en la estrategia comercial de una empresa privada, en que viola el compromiso de la estrategia NAOS para prevenir la obesidad y que, igual que su gran competidora, Mc Donald's, firmó bajo el compromiso de no incentivar el consumo de raciones gigantes. La amenaza no amilanó a Burger King que repitió que por encima de todo está el gusto de sus consumidores y señaló que no retirará la promoción de sus macrohamburguesas.

Por otro lado, la ministra de Sanidad se refirió ayer la polémica suscitada por el PP sobre los inmigrantes y el gasto sanitario. Salgado negó que los inmigrantes supongan un gran gasto al sistema porque la mayoría son jóvenes y sanos y criticó al PP por alentar un "discurso xenófobo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2006