Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSIC confirma la presencia de linces en la sierra de Madrid

Las heces del felino se han hallado en una zona en la que la Comunidad construye una autovía

Nadie sabe cuántos linces hay en España. La cifra oficial habla de menos de 150 ejemplares reproductores entre Doñana (Huelva) y Andújar (Jaén). Pero hace un año aparecieron restos de lince en los Montes de Toledo y ayer el CSIC confirmó que también hay en Madrid. El hallazgo supone que hay pequeñas poblaciones dispersas. La conclusión llega tras análisis y contraanálisis. En marzo pasado, Emilio Virgós, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos , encontró un excremento que parecía ser de lince. Ignacio Doadrio, profesor de investigación del CSIC, extrajo el ADN del excremento aparecido junto a la carretera, lo analizó y concluyó que con un 98% de probabilidades era un lince. El ADN permite determinar la especie.

El Gobierno de Madrid puso en duda el hallazgo. Ya había comenzado las obras para convertir en autopista la conocida como carretera de los pantanos (M-501), que cruza un paraje de gran belleza. El Ejecutivo de Esperanza Aguirre se ha negado a hacer declaración de impacto ambiental. La Comunidad pidió un contraanálisis. En julio, el nuevo estudio, realizado por la Estación Biológica de Doñana, del CSIC, determinó que el excremento hallado por Virgós era de gato común. Aguirre acusó a los ecologistas de poner allí la bosta y se mofó de las críticas del Gobierno central a su proyecto de autovía.

Ayer, el CSIC zanjó la disputa: "El tercer análisis confirma las conclusiones de los dos estudios previos. Es decir, que en una de las muestras se ha identificado la existencia de ADN de gato, mientras que en la otra se ha identificado ADN de lince ibérico". El responsable de esta última prueba, Javier Belles, explicó que los resultados no son un disparate porque los fragmentos de excremento analizados en sendos laboratorios no corresponden a una única muestra, sino a dos distintas, encontradas en la misma zona.

El consejero de Medio Ambiente, Mariano Zabía, aseguró que este tercer análisis no es "absolutamente concluyente", informa Europa Press. "Subsisten los mismos problemas que existían cuando este asunto se desencadenó", dijo. Aseguró que su consejería ha realizado "un análisis de campo exhaustivo" sin que apareciera "ningún indicio nuevo de la presencia del lince". Dijo que las obras de la M-501 "van a seguir adelante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de julio de 2006