ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 27 de abril de 2006

El 72% de los hijos de obreros deja de estudiar tras la ESO

Las chicas con bachillerato superan en 15 puntos a los chicos

Cuando acaba la educación obligatoria, los hijos de los obreros vuelven en su mayoría a casa o se incorporan al trabajo. Ahí acaba su vida académica. Sólo el 27,5% continúa con el bachillerato o la FP frente al 85% de los hijos de profesionales liberales. Pesa la clase económica y el lastre cultural. Y la diferencia de género se está acusando: el 70% de las jóvenes tiene estudios medios, algo que sólo acredita el 55% de sus compañeros.

El mercado laboral devora a las clases menos pudientes sobre las acomodadas y a los hombres sobre las mujeres. Un informe de la Fundación Alternativas sobre las desigualdades que se evidencian tras los estudios obligatorios presenta un panorama que no ha cambiado mucho desde hace décadas. Al menos, no para los chicos. Los de familias más pobres siguen abandonando los estudios para irse a trabajar. En las comunidades con menos paro esta situación está afectando también a los jóvenes de clases sociales más favorecidas, pero menos. Las regiones que más sufren esta situación son "las del arco mediterráneo" (mucho turismo, poco paro), con Baleares a la cabeza: sólo el 48% de sus jóvenes continúa estudios no obligatorios, bachillerato y FP. Los datos los presentó el autor del informe, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona, Jorge Calero, junto con el sociólogo Julio Carabaña y el dirigente de la Fundación Alternativas Juan Manuel Eguiagaray.

Con los años, sin embargo, se aprecia una diferencia de género: las mujeres siguen estudiando mientras que sus hermanos se ponen a trabajar. Ellos encuentran trabajo. Pero esa brecha entre ambos sexos preocupa al autor del estudio. La pobre media española de jóvenes de 20 a 24 años con estudios de secundaria no obligatoria, un 62,5%, la más baja de Europa sin contar Portugal y Malta, esconde además una diferencia de género de casi 15 puntos porcentuales a favor de las chicas. El 70% de ellas acreditan ese nivel de estudios y sólo el 55,2% de ellos.

Entre las recomendaciones destacadas en el estudio están modificar el "obsoleto" sistema de becas, que prima las ayudas universitarias, para afianzar las ayudas en las enseñanzas medias; facilitar la simultaneidad del estudio y el trabajo; mejorar la FP y retocar el bachillerato "para que no sea tan académico", y combatir el fracaso escolar en la educación obligatoria haciendo especial hincapié en la educación infantil, una etapa clave. El objetivo, repetido por el propio Zapatero, es que en 2010 el 85% de los jóvenes tengan hecho el bachillerato o la FP. España todavía está lejos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana