ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 13 de diciembre de 2005

La normativa europea sobre sustancias químicas ayudará a reducir el gasto sanitario español

La normativa REACH (Registro, Evaluación y Autorización de Sustancias Químicas), promovida por la UE, pretende evaluar con rigor la peligrosidad de las sustancias químicas sobre la salud humana y limitar el uso de determinados productos nocivos que están afectando de forma masiva a los trabajadores. Un estudio encargado por el Instituto Sindical Trabajo Ambiente y Salud (ISTAS) del sindicato CC OO ha evaluado la mejora que la nueva normativa puede tener sobre la salud y productividad de la fuerza laboral con relación a algunas de las afecciones más frecuentes. Según este informe, elaborado por la Universidad de Sheffield y el Instituto de Investigación ETUI-REHS, en España se puede producir un ahorro de más de 160 millones de euros por la reducción de la incidencia de enfermedades profesionales respiratorias y de la piel no mortales. Es una estimación para un plazo de 10 años, por lo que el ahorro anual sería de 16 millones de euros.

Esta previsión se ha realizado a partir de los datos que manejan las aseguradoras y los estudios epidemiológicos. Las incidencias se calculan en 2.265 nuevos casos de asma laboral al año en España, 855 casos anuales para la enfermedad obstructiva crónica y 3.420 para la dermatitis. El estudio ha traducido estas enfermedades a valor económico a base de sumar el coste de la pérdida de productividad y el coste sanitario. A partir de aquí, se considera que REACH no tiene impacto en la incidencia en un periodo de seis años, pero a continuación se produciría un descenso constante en el número de nuevos casos (20% al año en dermatitis y 12,5% en EPOC y asma). Como resultado, en los primeros 10 años el sistema productivo y sanitario se podría ahorrar unos 160 millones de euros. En un periodo posterior, cuando la normativa REACH se haya aplicado totalmente, el ahorro será de casi 5.000 millones de euros, la mitad de los cuales se derivan de reducciones en la incidencia del asma de origen laboral.

El formaldehído es una de las sustancias que se verá afectada por el programa REACH, por ser un compuesto de alta producción (más de 1.000 toneladas anuales). En España, más de 100.000 trabajadores están expuestos a esta sustancia que se utiliza como desinfectante en el acabado de textiles y de metales, la fabricación de abonos o de resinas para madera. El formaldehído no es inocuo, sino que ocasiona dermatitis alérgica de contacto y asma irritativo, y puede ser cancerígeno. Sin embargo, existen alternativas en el mercado a algunos de sus principales usos. Sólo en España se produjeron 442.000 toneladas en 2003.

La propuesta del Parlamento Europeo con relación al programa REACH establece que no se autoricen sustancias que tienen alternativas seguras en el mercado. Si esta propuesta se mantiene, se eliminará el uso del formaldehído en desinfección y como adhesivo de maderas contrachapadas, por ejemplo, reduciéndose así la exposición de miles de trabajadores de los sectores de limpieza, sanitario o de fabricación de productos de madera.

Muchos trabajadores del sector de la madera están expuestos a sustancias nocivas para la salud. / PACO MORENO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana