Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado por prevaricación el alcalde de El Puerto

El alcalde de El Puerto de Santa María (Cádiz), Hernán Díaz Cortés, de Independientes Portuenses (IP), ha sido condenado por un delito de prevaricación a siete años de inhabilitación especial para empleo o cargo público. La sentencia, emitida ayer por el Juzgado de Penal número 4 de Cádiz, considera probado que Hernán Díaz nombró para el cargo de jefe de la Policía Local portuense en septiembre de 1995 a José Díaz Otero, "sin ningún tipo de publicidad, requisito indispensable" para conceder la plaza.

La sentencia reconoce que, con posterioridad, el alcalde dejó sin efecto el nombramiento y creó una nueva plaza de subinspector para la Policía, aunque la sentencia precisa que no lo hizo "para rectificar y deshacer el camino mal andado, sino como un simple expediente, para volver a la misma solución, con una apariencia de mayor corrección formal". El fallo concluye que el trámite pretendía "el mismo contenido sustancialmente injusto".

La sentencia de 12 folios, dictada por el juez Francisco de Borja Derqui-Togores de Benito, afirma que el nombramiento directo de Díaz Otero como responsable de la Policía careció de "garantías para los ciudadanos, que no tuvieron oportunidad de acceder a una convocatoria en lo que debió ser un concurso selectivo de solicitudes".

Sobre este razonamiento, el juez ha impuesto la pena solicitada en el juicio por el fscal, que rebajó de 9 a 7 años de inhabilitación.La querella contra Hernán Díaz Cortés fue presentada en 1998 por el anterior jefe de la Policía Local, Luis Fuente Durán, al que el alcalde impidió en 1995 su regreso a su plaza de funcionario tras un periodo de excedencia voluntaria, alegando que en ese momento no había ningún puesto vacante. Más tarde, el alcalde nombró por la vía de urgencia, sin que mediara publicidad, a José Díaz Otero, con el que, con anterioridad, había mantenido contactos, según reconoció el propio alcalde en el juicio. En su declaración, el alcalde adujo que desconocía la ilegalidad de su nombramiento porque no había sido advertido ni por el secretario ni por el interventor municipal.

Posteriormente, en 1997, el Ayuntamiento ofertó la plaza de subinspector de Policía, a cuyo concurso sólo se presentó Díaz Otero, para dar formalidad al cargo que ya ocupaba.

El abogado de la acusación, Antonio San Juan, valoró ayer la sentencia como "muy favorable" porque, a su juicio, "restablece los derechos" de su cliente. La sentencia deja abierta la vía para que Fuentes reclame al Ayuntamiento los bienes que dejó de percibir desde la negativa del alcalde a aceptar su reingreso en la función pública.

El alcalde portuense notificó ayer a su equipo de gobierno, en una reunión a puerta cerrada, el fallo de la sentencia. Las fuentes consultadas en el gobierno local, de alianza entre IP y PSOE, señalaron que el alcalde anunció su intención de recurrir el fallo ante la Audiencia Provincial, aunque en la reunión con sus socios de Gobierno reconoció falta de confianza en la efectividad del trámite.

Hernán Díaz Cortés, de 65 años, procede del PP, partido que abandonó en 1989, tras ser sometido a un expediente disciplinario. Es alcalde de El Puerto desde 1991, periodo en el que ha ejercido el mandado con mayorías o en alianzas con el PSOE. El alcalde se negó ayer a realizar declaraciones públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de noviembre de 2005