Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Mari Pepa Colomer, primera española que pilotó aviones

Mari Pepa Colomer Luque, la primera mujer piloto de la aviación española, falleció el 24 de mayo de un paro cardiaco a los 91 años en la ciudad inglesa de Surrey, donde se exilió tras la Guerra Civil. Su cuerpo será incinerado en los próximos días y las cenizas trasladadas al cementerio de Reus (Tarragona), donde viven algunos familiares y amigos con los que ha mantenido contacto durante su largo exilio.

Mari Pepa, tal y como se la conocía popularmente, era viuda del piloto de Reus Josep Carreras y obtuvo su carné de aviadora el 19 de enero de 1931, con tan sólo 18 años de edad, lo que la situaba como la primera mujer piloto de la historia de la aviación española.

Tras la obtención del permiso, Mari Pepa Colomer participó en varios concursos de pilotos amateurs y fue también profesora y formó y entrenó a diversos pilotos hasta el inicio de la Guerra Civil. En octubre de 1932, la aviadora aterrizó en un Zeppelin en el aeródromo de la Aeronaval, que fue visitado por un grupo de jóvenes entre los que se encontraba Dolors Vives, que fue otra de las españolas pioneras en pilotar aviones.

El 1 de octubre de 1936 se creó la Escuela de Pilotos Militares de la Generalitat, de la que formaron parte Mari Pepa Colomer y Dolors Vives, que ejercieron como profesoras.

Mari Pepa participó en operaciones de propaganda durante la Guerra Civil española en el bando republicano en calidad de oficial del Ejército y, al término de la contienda bélica, tuvo que exiliarse a Inglaterra, donde vivió el resto de su vida.

Mari Pepa Colomer, cuyo nombre se menciona con frecuencia en los estudios históricos de la aviación española, deja dos hijos y ocho nietos, todos ellos residentes en Inglaterra.

La aviadora Mercè Martí, vencedora de la Vuelta al Mundo en aeroplano en 1994 y catalana como Mari Pepa Colomer, manifestó ayer su tristeza al conocer el fallecimiento de la veterana piloto, a la que conoció bien y a la que apreciaba sobremanera. "Me inspiró mucho y se puede decir que he seguido sus pasos", dijo Martí, de 36 años, que ha protagonizado el Vuelo del Centenario enlazando diversas ciudades españoles a los mandos de un aeroplano Bücker / Casa C1.131. "Admiraba su espíritu de superación y su coraje", recalcó la joven aviadora, que participó en el homenaje dedicado en 2002 en el Museo Militar de Barcelona a Mari Pepa Colomer y a la otra gran piloto catalana Dolors Vives.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 2004