ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 17 de abril de 2003

La Federación Estatal de Lesbianas y Gays pide a los ciudadanos que no voten al PP

Es la primera vez que este colectivo nacional invita a castigar electoralmente a un partido

El mensaje es claro. Si quieres igualdad, no votes al PP. Ésta es la esencia de la campaña lanzada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgt) para las próximas elecciones del 25 de mayo. Beatriz Gimeno, presidenta de Felgt, fue más allá: "Pedimos el voto prestado a los gays simpatizantes del PP para conseguir de una vez un avance definitivo en nuestros derechos". El Partido Popular ha reaccionado. Esperanza Aguirre, candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, afirmó ayer que "la mayoría de los gays va a votar esperanza, va a votar PP". Sin embargo, Boti García, presidenta del colectivo gay en Madrid, replicó a Aguirre que eso "es tener mucha esperanza".

Las lesbianas y los gays no se fían del Partido Popular. Por eso han decidido lanzar la campaña "Vota rosa, no votes PP". Beatriz Gimeno, presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgt) asegura que la "única forma de que se produzca un avance definitivo en la equiparación de derechos es que el PP pierda las elecciones". Esta campaña va incluso más allá. Incide en pedir el voto "prestado" a aquellos militantes del PP que sean homosexuales. "Se trata de concienciar a todo el colectivo de que piense, en el momento de ejercer su derecho al voto, en lo que quiere conseguir y quién se lo puede proporcionar. Desde luego, el PP no es la respuesta, puesto que ha venido negando nuestros derechos históricamente", afirma Boti García, presidenta del Colectivo de Lesbianas y Gays de Madrid (Cogam).

Los aspirantes del PP a la alcaldía y a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre, respectivamente, salieron ayer al paso de esta campaña de los colectivos de gays y lesbianas. Aguirre afirmó: "En este caso concreto creo que la orientación sexual de las personas no tiene por qué influir en su orientación política. Estoy convencida de que la mayoría de los gays va a votar esperanza, y va a votar al PP". La presidenta de Cogam respondió que pensar eso "sí que es tener esperanza".

Lo cierto es que, si se hace caso a las estadísticas, en Madrid estarían en juego 300.000 votos (el número de homosexuales que se estima que hay en la capital), suficientes, en caso de un empate técnico, para desequilibrar la balanza por una opción u otra. "No sólo pedimos a los gays que no voten a un partido que sistemáticamente se ha negado a legislar por los derechos de lesbianas y gays, como ha sido el Partido Popular. También pedimos al electorado que se movilice y vote, puesto que estas elecciones son muy importantes históricamente para el movimiento reivindicativo homosexual", afirma Gimeno.

La ley de Ruiz-Gallardón

Ruiz-Gallardón recordó ayer que "la legislación que reconoce el derecho de convivencia de las parejas homosexuales en la Comunidad de Madrid no es una legislación socialista, sino que se ha aprobado durante los ocho años de Gobierno del Partido Popular", informa Efe.

Esta ley fue muy criticada desde su aprobación por los colectivos homosexuales. "Esa ley es una chapuza y una mentira. Ruiz-Gallardón nos la vendió como la más progresista de España y se quedó en una ley inservible. Pero, además, que Ruiz-Gallardón lleve en su lista a alguien como Ana Botella no es una anécdota, puesto que esta mujer es una de las personas más homófobas de la política española", aseguró Beatriz Gimeno.

La esposa del presidente del Gobierno y número tres de la lista popular para la alcaldía se limitó a decir ayer que no está entre las competencias del Consistorio "hacer posible ni la adopción, ni el matrimonio de homosexuales". Un discurso que Carlos Alberto Biendicho, presidente de la Plataforma Popular Gay, aseguró ayer haber escrito él. Biendicho, sin embargo, ha pedido en repetidas ocasiones a los gays que voten en blanco y no a su partido.

Rafael Simancas, candidato socialista a la presidencia del Gobierno regional, afirmó que entiende con "total claridad" que el colectivo de homosexuales pida que no se vote al PP. Simancas aseguró que el PSOE "mantiene medidas coherentes con sus principios fundamentales y no concibe una sociedad en la que se discrimine a una persona por su pensamiento, religión u orientación sexual".

Las promesas de Aznar

Alberto Ruiz-Gallardón, candidato del PP a la alcaldía prefiere esperar al comienzo de la campaña electoral (a partir del día 10 de mayo) para hacer públicos sus compromisos con el colectivo homosexual. Esperanza Aguirre, candidata popular para la Comunidad, aseguró ayer que "en Madrid ya existe una ley de parejas de hecho que posibilita el ejercicio de una serie de derechos". Se refiere a la Ley de Uniones de Hecho de la Comunidad de Madrid.

Según Carlos Alberto Biendicho, presidente de la Plataforma Popular Gay, ha cambiado su discurso por expreso deseo del presidente del Gobierno. Biendicho había requerido repetidamente a sus compañeros de partido un cambio de rumbo en su política con respecto a los homosexuales y transexuales. "José María Aznar me prometió que la próxima oportunidad en que las reivindicaciones de gays y lesbianas lleguen al Congreso de los Diputados, el Partido Popular votará a favor, incluso en materia de adopción", afirmó el político popular.

Pedro Zerolo, número seis de los socialistas para el Ayuntamiento y ex presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, aseguró que "el Partido Popular ha sido el único que ha votado en contra de una reforma del Código Civil que equipare los derechos de los homosexuales con el resto de españoles". "El PP se ha currado, y mucho, este eslogan que la federación ha decidido presentar para estas elecciones", agregó Zerolo.

Alfonso Llopart, presidente de Acegal, asociación de empresarios gays, calificó de "poco sutil la campaña Vota rosa, no votes PP", pero "es justificable ser poco sutil ante las mentiras de Ruiz-Gallardón y Ana Botella" con respecto a los derechos de los homosexuales.

La candidata socialista a la alcaldía, Trinidad Jiménez, aseguró: "Defendemos unos intereses particulares, concretos. Cuando nos comprometemos a defender los intereses de gays, lesbianas y transexuales, lo hacemos animados por nuestra propia convicción personal de que todos los ciudadanos tienen que tener igualdad de derechos y de obligaciones con independencia de su orientación sexual. Ése es el objetivo que nos proponemos y que vamos a cumplir".

Ésta es la primera vez que un colectivo homosexual nacional pide que no se vote a un partido. En 1993 el colectivo de homosexuales valencianos pidió que no se votase al Partido Popular.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana