ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 1 de agosto de 2001
CULTURA Y ESPECTÁCULOS

'AIDA' CELEBRA LOS 50 AÑOS DEL FESTIVAL DE SANTANDER

La monumental ópera de Verdi, en la que participan 450 personas, abre esta noche, con la presencia de la Reina en el Palacio de Festivales, un encuentro de un mes en el que se celebrarán 92 espectáculos repartidos en 31 sedes.

Las campanas de los 102 municipios de Cantabria afinaron ya la orquesta de lo que será la 50ª edición del Festival Internacional de Santander. Fue ayer, a las diez de la noche, y al tiempo, en un cántico que daba la bienvenida a los 92 espectáculos musicales, escénicos, artísticos, que se verán en 31 sedes de toda la región.

Hoy, en el Palacio de Festivales de Santander, se abre el telón con la presencia de la reina Sofía y con Aida, la monumental ópera de Giuseppe Verdi, que cuenta con Manon Feubel, Luciana D'Intino y Vladímir Galouzine en los papeles principales. Dirigen José Antonio Gutiérrez en escena y Rico Saccani en el foso a la Orquesta y Coro de la Ópera Nacional de Hungría.

Son 50 años, muchas horas de música, mucha tarea de selección, mucha confirmación de figuras en una plaza pionera en la música clásica en España. Los 40 primeros ocurrieron en la Porticada, al aire libre, por donde pasaron Leonard Bernstein, Sergiu Celebidache, un joven Daniel Barenboim, que este año repite con un recital de piano, los mitos de la danza Nureyev o Martha Graham, el caballero andante del teatro en España, José María Rodero... Los 10 últimos han transcurrido ya a resguardo, en el Palacio de Festivales, como sede principal. 'Aquel lugar de la Porticada era único y acercaba a la gente al festival. Cuando no había entradas, muchos se bajaban con sillas de sus casas a escuchar los conciertos junto a la puerta. Quizá con el Palacio hemos perdido cercanía, pero ahora escuchamos los pianísimos', recuerda José Luis Ocejo, director del FIS durante los últimos 22 años.

Ocejo quiere que este 50º aniversario sirva para apuntalar aún más un acontecimiento que para este año cuenta con 615 millones de presupuesto, mitad público, mitad privado.

Aida será este año la gran fiesta. Una Aida en la que participan 450 personas y que, sin huir de la espectacularidad de los dos primeros actos monumentales, eso que Verdi llamaba 'el pataclán', quiere entender, sobre todo, la historia de amor de Aida, Radamés y Amneris, los tres personajes egipcios protagonistas. 'Nos creemos mucho su tragedia y el montaje dignifica mucho el argumento', cuenta José Antonio Gutiérrez, que ha dirigido el espectáculo que es coproducción con el Liceo de Barcelona.

Seguirán más óperas, como Lady Macbeth de Mzensk, de Shostakóvich, o Eugeni Oneguin, de Chaikovski, a cargo del Helikon Opera Theatre y Dimitri Bertman en la dirección escénica. También, el barítono Carlos Álvarez dará un recital con la Orquesta de Castilla y León. En danza debuta en España el San Francisco Ballet con cuatro actuaciones, y del ciclo sinfónico destaca la presencia de la Orquesta Nacional, 'que no podía faltar en el 50º aniversario, ya que el festival echó a andar con ella y Ataúlfo Argenta, su gran inspirador', afirma Ocejo. Pero, sobre todo, se ansía escuchar a la Royal Concertgebouw de Amsterdam a las órdenes de Riccardo Chailly. Cerrará el festival la Academia Santa Cecilia de Roma, con Myung-Whun Chung al frente en dos días con la Novena de Beethoven y el Stabat Mater de Rossini.

De izquierda a la derecha, la mezzosoprano Luciana d'Intino, la soprano Manon Feubel y el tenor Vladímir Galouzine, en el ensayo generall de Aida. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana