ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 10 de marzo de 2001

Macedonia exige a la OTAN que acabe con los ataques guerrilleros desde Kosovo

Belgrado acusa a Occidente de haber ayudado al crecimiento de los radicales albaneses

Está previsto que soldados yugoslavos penetren entre hoy y mañana en los cinco kilómetros de la conflictiva franja desmilitarizada fronteriza con Macedonia. Cuando parecía que la situación empezaba a estar bajo control, la guerrilla albanesa volvió a atacar en la madrugada de ayer a las tropas macedonias desde Tanuseva. Los militares llegaron a emplear en su respuesta piezas de artillería. Al amanecer, cerca de la localidad fronteriza de Kumanovo, un pelotón de la policía macedonia fue emboscado con granadas; uno de los agentes perdió la vida. Los albaneses atacaron a un grupo de altos oficiales de la policía macedonia en Brest, entre los que estaba el viceministro del Interior macedonio.

El Gobierno de Skopje ordenó de nuevo el sellado completo de la frontera con Kosovo, incluyendo el estratégico paso de Blace, atravesado por la carretera que conduce a Pristina y por donde penetra la mayor parte de la ayuda humanitaria destinada a esta provincia yugoslava bajo administración internacional. Fuentes de la ONU advirtieron ayer de que la situación puede provocar un nuevo éxodo en la zona y explicaron que desde el 15 de febrero, cuando comenzaron los incidentes, más de 1.100 personas han escapado de la comarca.

La diplomacia macedonia aprovechó la visita de su ministro de Exteriores a Bruselas para reiterar lo peligroso de la situación. Srdjan Kerim señaló que, en su opinión, la OTAN tiene 'una posición clara sobre las medidas políticas, diplomáticas y de seguridad que deben adoptarse para evitar las acciones de los extremistas en esta zona'. Kerim señaló que los albaneses se han reorganizado rápidamente y que han instalado bases logísticas incluso más cerca de la frontera. Las fuerzas internacionales para Kosovo (Kfor) han incrementado, al parecer con escaso resultado, la vigilancia en la frontera. Helicópteros de ataque Black Hawk sobrevolaban la zona. En los últimos días los estadounidenses han utilizado además un pequeño avión espía para controlar los movimientos de la guerrilla albanesa.

La noticia de la reanudación de la lucha en Macedonia no ha sorprendido en Belgrado, donde la prensa explica el plan albanés para crear una franja monoétnica que abarcaría desde el Mar Adriático hasta Bulgaria, la Gran Albania. El viceprimer ministro serbio, Nebojsa Kovic, fue ayer atacado por guerrilleros cuando estudiaba la situación sobre el terreno en Presevo. La casa en la que estaba fue cercada durante varias horas, hasta que el Ejército yugoslavo le rescató. Kostunica señaló que la entrada de las fuerzas yugoslavas en la franja desmilitarizada que limita con Macedonia es el primer paso para recuperar lo perdido en la guerra de 1999. Kostunica destacó la importancia de la misión. 'Si nuestros soldados hacen un buen trabajo, recuperaremos la confianza para nuestro país, y nuestros soldados serán autorizados a entrar en el sur de Serbia'.

El sur de Serbia puede ser la franja desmilitarizada, o el mismo Kosovo. Para el presidente, el visto bueno a la actuación del Ejército dada por la OTAN ha sido originada por la fuerza de los hechos, ya que la Kfor ha demostrado su 'incompetencia'. Finalmente advirtió del peligro que corren sus tropas de verse atrapadas 'entre dos fuegos' en la zona donde deben desplegarse.

Tropas estadounidenses de la Kfor, ayer en la aldea kosovar de Debelde, junto a la frontera macedonia. / REUTERS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana