Selecciona Edición
Iniciar sesión

Arias Cañete defendió como eurodiputado asuntos relacionados con sus intereses empresariales

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, defendió durante su etapa como eurodiputado y portavoz popular de Agricultura en el Parlamento Europeo ayudas para sectores agrícolas y ganaderos (aceite de oliva, oleaginosas, herbáceos o reses bravas), y se interesó por futuras normativas relacionadas con la importación de vehículos, la venta de repuestos de automóviles o la normativa sobre juegos de azar, sectores donde tenía intereses empresariales directos o familiares. El reglamento de la Cámara europea exige que los parlamentarios informen, oralmente o por escrito, sobre sus intereses en un asunto antes de intervenir.

En julio de 1992, el eurodiputado Arias Cañete preguntó en el Parlamento europeo por las trabas que se ponían a la importación de vehículos con el volante a la derecha: 'La importación en España de vehículos automóviles con volante de dirección situado en la parte derecha choca con graves dificultades, ya que la inspección técnica de vehículos española no homologa estos vehículos, impidiendo su matriculación en España, lo que causa graves perjuicios a sus propietarios que, tras pagar el arancel y el IVA, se ven imposibilitados de matricular los vehículos legalmente importados. ¿Qué medidas piensa adoptar la Comisión para evitar estas prácticas discriminatorias?'. El comisario Martin Bangemann respondió: 'La Comisión está examinando actualmente varias quejas presentadas al respecto'.

En 1996, Arias Cañete planteó una pregunta oral acerca de la política de la UE sobre el monopolio en la venta de piezas de recambio de automóviles en determinados países europeos y el plazo previsto para suprimir esta restricción y así conseguir el abaratamiento del precio de los repuestos de coches. La respuesta del presidente de la comisión fue evasiva.

El eurodiputado popular, hoy ministro de Agricultura, se interesó también por la normativa europea sobre juegos de azar en una pregunta que formuló en noviembre de 1991, planteando la conveniencia de liberalizar el sector en toda la Unión: 'La industria del juego en la Comunidad mueve anualmente ingentes cantidades de dinero, constituye una importante fuente de ingresos fiscales para muchos Estados miembros, está fuertemente intervenida y existen enormes disparidades en las distintas regulaciones nacionales de la misma. Dadas estas circunstancias, y en la perspectiva de realización del mercado único, se pregunta a la Comisión: ¿Qué medidas piensa adoptar y en qué plazos para armonizar y liberalizar la industria del juego de la Comunidad?'.

Bangemann le contestó que estaba de acuerdo con el planteamiento del eurodiputado español, pero que todavía era 'demasiado pronto para determinar con precisión qué medidas serían adecuadas y cuándo podrán adoptarse'.

Participación en sociedades

Arias Cañete figura como consejero, al menos desde 1994, en Tecnijuego y Cebingo, cargo que renovó (sin su consentimiento y autorización, según él) en 1997, y también participó en Italcar España. Esta última empresa tiene su actividad en Ceuta y se dedica a la venta de vehículos y repuestos. Italcar España está gestionada por Pedro Serrán Pagán, socio de Arias Cañete en las empresas de juego Cebingo y Tecnijuego, según datos del Registro Mercantil.

El ministro de Agricultura asegura que la inclusión de su nombre en el consejo de administración de esas sociedades, a las que reconoce haber asesorado jurídicamente hace muchos años, se ha hecho sin su autorización.

En el Parlamento Europeo no existe un estatuto del eurodiputado, sino que deben regirse por las incompatibilidades marcadas en las leyes de los países por los que han salido elegidos. No obstante, los eurodiputados deben abstenerse de participar en debates o votaciones relativas a cuestiones o sectores en los que ellos tengan intereses particulares o comerciales.

'Antes de tomar la palabra ante el Parlamento todo miembro que tenga un interés financiero directo en el asunto en discusión lo señalará oralmente, a menos que este interés se desprenda claramente de la declaración escrita que haya hecho'.

Esta norma del reglamento de los eurodiputados regía cuando Miguel Arias Cañete planteaba cuestiones como portavoz popular de Agricultura entre 1986 y 1999. Este periódico ha intentado, sin éxito, conocer qué intereses declaró por escrito Arias Cañete como eurodiputado. Lo único que consta en los diarios de sesiones del Parlamento Europeo es que, en todo caso, Arias Cañete no hizo tal advertencia oral cuando defendió ayudas económicas para sectores agrícolas que beneficiaban a sus intereses empresariales o a los de su esposa.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2001

Más información

  • Se interesó por la industria del automóvil y el sector del juego siendo portavoz de Agricultura