ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 2 de junio de 2000
Entrevista:Vicente Fox: Candidato a la presidencia de México

"Si hay fraude, habrá desórdenes en el país"

El líder del PAN, exgerente de Coca-Colay exgobernador de Guanajuato, encabeza, según las encuestas, la intención de voto para las presidenciales de México del próximo 2 de julio. Dice que "sólo con trampa" puede ganar Francisco Labastida, el candidato del PRI

México entrará en "desórdenes y turbulencias" si hay fraude en las elecciones presidenciales del 2 de julio, advirtió el candidato conservador a la presidencia de México, Vicente Fox, seguro de su victoria frente al candidato oficialista, Francisco Labastida. De conseguirla terminaría la hegemonía de 71 años del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Fox aspira a una transición a la española, a una edición mexicana de los Pactos de la Moncloa, declaró en un encuentro con corresponsales extranjeros.El presidente Ernesto Zedillo jugaría el papel desempeñado en España por el rey Juan Carlos, había dicho un día antes en un foro organizado por el Centro de Investigación y Democracia. Vicente Fox, de 57 años, ex gerente de la multinacional Coca-Cola y exgobernador de Guanajuato, es el único aspirante de oposición capaz de ganar las presidenciales del 2 de julio, según las encuestas. Prometió incluir en su eventual gobierno al Partido de la Revolución Democrática (PRD), centro izquierda, que presenta a Cuauhtémoc Cárdenas, como su candidato presidencial, y al PRI. "Sólo excluiremos a los corruptos".

El líder del Partido de Acción Nacional (PAN) anticipó que los dos millones y medio de funcionarios del PRI conservarán sus empleos de subsecretario hacia abajo. Confía en la imparcialidad del Instituto Federal Electoral (IFE), encargado de unas elecciones que renovarán también los 628 escaños del Congreso, y proclama haber ganado la batalla por el cambio. "Sólo con la trampa de dividir el voto opositor, Labastida puede gobernar con una minoría del 37%". "El voto educado está conmigo", agregó. Su estrategia será promover el voto útil: "Que los otros partidos apoyen a la única candidatura que está en capacidad de ganar, remover el temor que le interesa inyectar al PRI, y generar confianza en el electorado de que con este cambio sólo salimos ganando". Vicente Fox prometió que el procurador general (fiscal) será elegido por el Congreso, no por el Gobierno; suprimir la inmunidad de los altos funcionarios, y crecer económicamente siete puntos. "Queremos dejar de ser un país de maquilas y salarios míseros. Hay que formar capital humano".

Pregunta.¿Es posible el fraude en estas elecciones?

Respuesta.No habrá quien le gane al pueblo decidido a hacer la revolución, la alternancia. El movimiento cívico popular no puede ser reprimido, asfixiado, ni estrangulado. Si alguien desde el régimen pretende asfixiar esta primavera democracia del país será el que cause el desorden y las turbulencias. Directamente responsable de que no ocurra debe ser el presidente Ernesto Zedillo; él deberá asegurar que la transición del 3 de julio al 1 de diciembre sea sin violencia.

R.Pero puede perder. ¿Qué pasa entonces? Y si gana, ¿puede haber inestabilidad?

R.No he pensado en la posibilidad de no ganar. Durante el periodo interino puede haber tranquilidad para tejer lazos, y establecer relaciones intensas con centros políticos y financieros del mundo, y seguir viajando por el país para que no decaiga la alegría. (...) Zedillo, que tendrá todavía el poder, tendrá que asegurar que el proceso sea tranquilo. Espero que el comportamiento de Zedillo sea histórico, que deje que el Titanic se hunda finalmente, ya que está haciendo agua por todos los lados. Hemos invitado a todos y cada uno de los dos millones y medio de burócratas federales a quedarse dentro del Gobierno, desde el nivel de subsecretaria hacia abajo. Sólo el que no cambie en la cultura de la honestidad será despedido.

P.¿Cómo sería su Gobierno si consigue la presidencia?

R.Plural, incluidos los priístas. Los únicos que quedarán fuera serán los corruptos. Seleccionaremos a los mejores de manera pública y abierta, y yo elegiré entre una terna.

P.¿Es previsible que el PRI compre votos? ¿Piensan hacer algo al respecto?

R.Cada vez escuchamos más denuncias sobre coacción de votos, sobre el uso de los programas de Gobierno para este propósito. Es algo que esperamos, pues ha sido la práctica y la rutina siempre en la manera de actuar del PRI, y por el otro lado también esperamos un programa más agresivo, de más mentira, de más calumnia, de más ataque personal al candidato que va delante de las encuestas, que es Vicente Fox en este momento. Es muy difícil para nosotros documentar cada acción de coacción, el presentar las pruebas en cada una de ellas y por lo tanto la presencia de observadores, la presencia de medios de comunicación, la presencia de ciudadanos es lo que inhibe que estas prácticas lleguen a ser extraordinarias o demasiado intensas.

P. ¿Qué encuestas manejan en estos momentos?

R. Las dos primeras del mes de junio marcan los siguientes resultados: en la empresa Gaus, Vicente Fox tiene el 40,6%; Labastida, 37,1%, y Cárdenas, 15,5%. En la otra empresa, Arco, Vicente Fox, el 41,4%; Labastida, 37,7%, y Cárdenas, 18,9 %. Queremos aumentar más esta ventaja ante la imposibilidad práctica de detener todas las irregularidades, inmoralidades e ilegalidades que comete el PRI.

P. La subida de Cárdenas puede dividir el voto de la oposición y favorecer al PRI.

R.Ha subido uno o dos puntos en los últimos dos meses. Pero es consecuencia de una campaña inmoral de Rosario Robles, jefa del Gobierno de la capital, que ha gastado más de 25 millones de dólares en una campaña de enero a junio para beneficiar a Cárdenas. Hacen lo mismo que los que culpan al PRI. Pero no vemos posibilidades reales de Cárdenas para ganar la presidencia aunque puede afectar a la unidad del voto opositor.

P.Usted ha dicho que no aceptaría una victoria de Labastida por menos de 10 puntos

R.No. Pero como aquí hay una cultura del fraude electoral, y para que la gente creyera en su triunfo, le recomendé que gane por 10 puntos. En este país hay muchos votos que entran en las urnas que no son legítimos. Y nosotros más vale que tengamos una victoria de más de cinco puntos, porque van a tratar de erosionar nuestra victoria. Nuestra meta es ganar con el 51% y 20 millones de votos.

P.Sus descalificaciones al PRI son casi absolutas. Algo bueno habrá hecho.

R.El diagnóstico y la estadística real nos indican que es deplorable el resultado al final de siglo. Si hubo cosas buenas, o regulares o malas, el resultado final es verdaderamente desastroso para México. El ingreso per cápita del país es de apenas 4.000 dólares (730.000 pesetas), y los peores distribuidos a nivel mundial. Unos pocos han acaparado la riqueza y la mayoría está en la pobreza. Un país donde hay 40 millones de pobres, así catalogados por Naciones Unidas y el Banco Mundial, no se puede decir que ha tenido éxito. Y el poder adquisitivo de los salarios no ha subido en 18 años. En educación, lo que pasa en Chiapas sólo es comparable con lo que pasa en algunos países de África. En seguridad, los indicadores de delincuencia están muy por encima de los estándares internacionales. La corrupción, la violencia, el crimen en la calle, la deshonestidad producto de 71 años de una dictadura de partido, nos demuestra que todo ha sido muy desventajoso para México. Sólo la democracia y la alternancia nos va garantizar que México esté entre los primeros 10 países del mundo.

P.Sus alianzas con la izquierda pueden crearle conflictos con su partido.

R.Se trata de sumas para un propósito superior, el cambio, la alternancia. Esto no ha permitido llegar rápidamente a acuerdos. No hay nada que viole nuestra doctrina en el Partido de Acción Nacional.

P.Parece que busca pelea con Cárdenas llamándole traidor.

R.La relación de traición la utilicé en referencia a las propuestas, pensamientos y compromisos de Cárdenas de 12 años a la fecha, una vez que dejó el PRI. Desde entonces, su bandera fue el cambio, la democracia y la alternancia. Propuso en 1988 (las elecciones presidenciales de aquel año ganadas por Carlos Salinas de Gortari) que otros declinaran y le apoyaran a él, propuso la suma de los votos para derrocar el régimen. Eso es lo que no está haciendo ahora.

P.¿Cómo resolvería el conflicto de Chiapas?

R.Quiero entrevistarme con el subcomandante Marcos y a partir de ahí reinstalar el diálogo. Podemos remover al Ejército desde Chiapas a sus puntos de origen siempre que las pláticas [conversaciones] sean serias y a fondo. Los acuerdos de San Andrés serán el punto de partida [suscritos en 1966 por el Gobierno y la guerrilla zapatista, pero que no llegaron a aplicarse].

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana