ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 21 de julio de 1999

Alemania revisa al alza su crecimiento para este año y lo sitúa ligeramente por debajo del 2%

  • El euro se revaloriza frente a la divisa estadounidense y alcanza los 1,041 dólares

El Gobierno alemán cambió ayer el panorama y revisó al alza la previsión de crecimiento de su país para este año. Frente al 1,5% y 1,7% previsto inicialmente y el 1,3% que habían pronosticado recientemente algunos institutos, la nueva previsión se sitúa ligeramente por debajo del 2%. Esta mejora coincide con las perspectivas del barómetro de la actividad industrial del Instituto de Coyuntura de Múnich. Ambas proyecciones contribuyeron a revalorizar el euro, que ayer pasó de 1,014 a 1,041 dólares en 24 horas. En esta evolución también influyó el aumento del déficit comercial en EEUU.

El ministro de Economía, Werner Müller, no sólo revisó al alza el crecimiento alemán para este año sino que además predijo en el 2000 será sensiblemente superior al 2%, incluso hasta un 2,5%. Tanto esta revisión del Gobierno alemán como la fuerte subida del barómetro Ifo de actividad industrial del Instituto de coyuntura económica de Múnich sorprendieron a los mercados europeos. Las últimas previsiones gubernamentales sobre el crecimiento oscilaban entre un 1,5% y un 1,7%. La semana pasada el Instituto Alemán de Investigación Económica de Berlin (DIW) pronosticó un 1,3% en 1999 y un 2,4% en el 2000.

Müller, que es el único miembro del Gabinete que no pertenece a un partido político, anunció una ligera recuperación de la coyuntura económica y presentó el informe para 1999. Este documento, que ha provocado la inquietud de los sindicatos y la aprobación de los empresarios, se inscribe en el plan para remodelar y recortar el Estado social alemán de acuerdo con una filosofía más liberal. Según Müller, el crecimiento y la creación de empleo exigen recortar la participación del Estado en la economía. El ministro quiere reducir esta participación hasta en un 40% del PIB. En la actualidad, la contribución de los gastos estatales al PIB alemán es de un 48%.

Otros informes optimistas

Por otra parte, el informe de julio del Bundesbank constata que el mercado de trabajo no mejora en Alemania y señala que el principal impulso para la industria de este país procede de la demanda exterior. El barómetro del Instituto de coyuntura de Múnich (Ifo) alcanzó en junio su valor récord en este año en la zona de Alemania Occidental y se elevó a 92,9 puntos, tras haber logrado 90,5 puntos en mayo. Este aumento es interpretado por los economistas como una confirmación de las previsiones de relanzamiento económico del país. El barómetro Ifo de Alemania Occidental representa a la mayoría del potencial industrial de Alemania y se basa en un sondeo entre líderes empresariales. El barómetro evalúa tanto las actividades del momento como sus expectativas para el próximo medio año. Para la zona del este de Alemania, los indicadores de coyuntura son más contenidos. En la antigua RDA, el barómetro de coyuntura en junio es de 105,2 tras haber sido de 105,4 en mayoLas optimistas previsiones de Müller y del instituto de coyuntura de Múnich implusaron una fuerte recuperación del euro frente al dólar. Después de todo, la economía alemana representa un tercio de la riqueza de la zona euro. Poco después de la publicación de índice Ifo, la moneda única europea se apreció a 1,0410 dólares, su nivel máximo desde el pasado 25 de junio, frente a los 1,0146 dólares en lo que se había fijado el cambio en la jornada anterior.

La otra razón del fortalecimiento del euro durante la jornada de ayer fue el propio debilitamiento de la divisa estadounidense a raíz de los datos sobre déficit comercial en EEUU. También una nueva intervención de la Reserva Federal de EEUU (banco central) en favor del yen. A solicitud del Banco de Japón, la Reserva Federal compró dólares utilizando yenes de su reserva para mantener débil la moneda japonesa. Así, a primera hora de ayer el tipo de cambio era de 118 yenes por dólar y tras la intervención, la cotización fue de 119,5 yenes por dólar. Aunque este tipo de operación revaloriza al dólar, éste ya se había depreciado a raíz de los datos de la balanza comercial.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana