ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 30 de julio de 1998

Un defecto informático permite activar virus a través del correo electrónico

Descubierto un fallo en sistemas de Microsoft y de Netscape

Varios de los programas de correo electrónico de mayor implantación mundial, fabricados por Microsoft y Netscape, contienen un defecto que permite destruir o robar el contenido de un ordenador con un simple correo electrónico. El defecto ha sido descubierto en una universidad finlandesa. Incluso personas con pocos conocimientos podrían infectar ordenadores con virus destructivos.

Analistas de la Universidad de Oulu (Finlandia) descubrieron que los programas que permiten la lectura del correo electrónico enloquecen cuando reciben mensajes en los que se adjuntan archivos con nombres de ficheros de mayor longitud de la que el sistema admite. Los programas Outlook Express y Outlook 98 de Microsoft -la compañía propiedad de Bill Gates- y los lectores de correo electrónico de Netscape pueden quedarse colgados cuando el nombre del fichero que reciben es demasiado largo. El problema es que antes de colgarse ejecutan el fichero en cuestión, que puede ser desde un virus capaz de borrar el contenido del disco duro hasta un programa con capacidad para copiar la información de ese disco duro y enviarla a través de la red.Según el diario The San Jose Mercury News, uno de los más leídos en Silicon Valley, el fallo en el diseño de los programas puede tardar en ser corregido. De hecho, Microsoft ha retirado un parche que puso en Internet al comprobar que no bastaba para acabar con el problema, informa The New York Times.

La magnitud del error informático se agrava por dos factores. Por un lado es el primer caso de un virus autoejecutable: no hace falta que el usuario cometa el error de ejecutar el programa que contiene el virus, sino que es un defecto de programación el que automáticamente puede infectar el ordenador. Por otra parte, la corrección del problema exige aplicar un parche en cada ordenador; los usuarios individuales lo harán de inmediato, pero en cada ordenador de las grandes redes con decenas o centenares de unidades, la corrección del defecto es más compleja.

El problema afecta tan solo a los programas de lectura de correo electrónico basados en una versión del sistema operativo Windows. Otros sistemas operativos (Macinstosh, Unix) no se ven afectados.

Los programadores de Symantec, el mayor fabricante mundial de programas anti-virus, han reconocido que no existe de momento antídoto para este problema, aunque pueden lograrlo en cuestión de horas, días o semanas. La compañía Netscape trabaja también en la solución del fallo. Mientras, ha recomendado a sus usuarios que ni siquiera lean los mensajes recibidos de personas o entidades desconocidas si con ellos se adjunta un fichero. Microsoft reconoce en sus páginas de Internet que el parche que ofreció el lunes no soluciona el problema; y dice que, cuando consiga corregirlo, lo pondrá a disposición de los usuarios en la dirección de Internet www.microsoft.com/ie/security.

Varios expertos en informática atribuyen el error a la fuerte competencia en el sector de los navegadores de Internet, que ha obligado a crear y comercializar programas con demasiada premura durante los últimos años.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana