Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cantante de Nirvana, grave por sobredosis de somníferos

Tienen entre 25 y 35 años. Fabrican la religión a su medida mientras escuchan música de rock alternativo que vende millones. Están amenazados por el paro, comen pizza y dominan el mando a distancia del televisor, que siempre se detiene en la cadena musical MTV. Es el arquetipo en el que han metido a 41 millones de estadounidenses, colgándoles incluso una etiqueta: la generación X. Su profeta es el escritor Douglas Coupland, que con dos libros ya es definido como un "nuevo Salinger"; su musa, la actriz Wynona Ryder; su grupo, R. E. M; su héroe, Kurt Cobain, el cantante de Nirvana que ayer ingresó en un hospital romano en estado de coma por sobredosis de somníferos.

Kurt Cobain, de 27 años cumplidos el pasado 20 de febrero, cantante y guitarrista del conjunto de rock Nirvana, fue hospitalizado en la madrugada de ayer en Roma en estado de coma, tras haber ingerido una dosis masiva del somnífero Roipnol, según fuentes hospitalarias.Janet Billig, representante del artista, informó a las 5 de la tarde que Cobain "había salido del coma poco antes de las 4 de la tarde, hora italiana". "Ha recuperado las constantes vitales y ha abierto los ojos. No sé si habla lúcidamente, pero mueve las manos. Su mujer y su hija están con él", añadió. Billig explicó que Cobain había ingerido un cóctel mortal de analgésicos y alcohol, aclarando que tomaba calmantes por prescripción facultativa, dado que sufría dolor de estómago.

Kurt Cobain disfrutaba de unas vacaciones en la capital italiana, aprovechando un hueco entre dos conciertos de su gira europea. Se encontraba alojado en Vía Veneto en la suite 541 del Excelsior, un hotel de cinco estrellas, junto a su mujer, Courtney Love, que también fue cantante de rock, y a la hija de ambos, Frances, de dos años de edad.

Al parecer, fue la mujer quien, hacia las 6.30 de la mañana, dio la alarma sobre el estado de Cobain, que, según otras fuentes, había mezclado champán con las pastillas. El cantante ingresó inconsciente en el hospital Umberto I, el mismo en el que murió el cineasta Federico Fellini.

Tras ser sometido a un lavado de estómago, Cobain fue trasladado al American Hospital, una prestigiosa clínica privada de la capital italiana, sobre las 12 del mediodía. "El paciente está grave, y con ese adjetivo lo he dicho todo", afirmó a dicha hora un médico del Umberto I.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de marzo de 1994