Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Charo Pascual,

la ex presentadora de los espacios meteorológicos de TVE, ha ingresado en un convento de Londres con el objetivo de llevar una vida espiritual durante los próximos años y tras sentirse "harta de todo" y fracasar en su intento de ir a Somalia con ayuda humanitaria. Pascual asegura que se va a un convento de monjas porque "la vida no me gusta, no hay nada que me estimule, no encuentro el amor, no encuentro absolutamente nada que justifique mi vida terrena". Así lo confiesa en una entrevista que publica esta semana la revista Lecturas, y en la que Charo Pascual revela que, a pesar de que para residir en el convento tendrá que pagar, está decidida a vivir allí con los miserables y comer gachas todos los días. "¡Lo que es la vida!", afirma. "Antes desayunaba ostras y ahora las he cambiado por las gachas. Las ostras me encantaban y las gachas me ponen triste". Pascual, que publicó el pasado año el libro Sedúceme otra vez, sobre las relaciones amorosas, y que, según revela, 'Túe como mi último grito" de socorro, dice que en el convento piensa dedicarse "a pensar. Me llevo un montón de libros de filosofía, de san Juan de la Cruz". La mujer del tiempo añade que ha elegido un convento inglés porque "en Londres no me conoce nadie", y así nadie la molestará, y, por otra parte, "la cultura inglesa es la más sensata y ' la que menos hiere", frente a la latina, que "me pone de los nervios". Charo Pascual, que se considera una persona muy espiritual, dice que ha dimitido de su trabajo en Radio Naciónal de España, del programa que realizaba con Constantino Romero-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de enero de 1993