ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 3 de julio de 1992

Muere Camarón de la Isla, el cantaor gaditano que revoluciono el flamenco desde la pureza absoluta

Su ciudad natal, San Fernando, recibirá esta noche los restos mortales del ártista

  • Un cáncer de pulmón ha sido la causa de la muerte del cantaor gaditano José Monge Cruz, Camarón de la Isla, en un hospital de Badalona. Convertido a los 42 años en un genio heterodoxo de su arte, con Camarón muere una forma revoluciónaria, y no obstante alcanzada desde la pureza más absoluta, de entender el cante gitano andaluz. Todo el mundo percibió el genio de sus cantes, siempre con ecos trágicos aunque fueran festeros, pero para su pueblo gitano fue Camarón algo más y, en palabras de Enrique Morente, "lo divinizó". Tal vez porque, como dijo hace años Paco de Lucía, "cuando otros cantaores recurrían a letras con temática social, la voz desgarrada de Camarón evocaba por sí sola la desolación de su pueblo". Su fin es por ello el comienzo de una imperecedera leyenda gitana de nuestro tiempo.

La muerte le llegó a Camarón a las 7.10 horas de la mañana de ayer. Desde que empezó a conocerse la noticia, hacia las 10 de la mañana, la centralita del hospital quedó bloqueada. Mientras tanto, al otro lado de la Península, en su ciudad natal, San Fernando, comenzaban a vivirse colectivamente horas de luto.Según el doctor Rafael Rosell, que atendió a Camarón en sus últimas horas, sobre las dos de la tarde del martes sufrió una insuficiencia renal, que comenzaba a remitir cuando de pronto le sobrevino un fallo respiratorio que no superaría.

En la mañana de ayer la familia tramitó el traslado del cadáver a San Fernando. El último que habló con Camarón antes de morir fue su tío Ramón, quien dijo: "Al final sabía que se iba. Estaba triste, pero sereno. Preguntó a Chispa [Dolores Montoya, su esposa] por los críos". Un gitano que acudió al hospital, exclamó: "¡Dios se lo ha llevado pá que le cante!". Los últimos meses del cantaor fueron un constante peregrinaje de hospital en hospital.

El alcalde de San Fernando, Antonio Moreno, ordenó que se colocaran las banderas a media asta, mientras que la peña flamenca Camarón suspendió sus actividades. Camarón, a pesar de universalizar su ciudad natal, conocida también como La Isla, tenía pendiente un homenaje de sus paisanos, que correspondían así a su contribución a la difusión del nombre de esta ciudad de la bahía, situada a 8 kilómetros de la capital gaditana.

Un gitanillo rubio

María Picardo, que regenta la Venta de Vargas, donde inició Camarón su carrera, recordaba ayer, con lágrimas en los ojos, el paso por los famosos cuartos de esta venta de un niño gitano, flaco y rubio, que con su voz comenzaba a encandilar a todos. "Le quería como a un hijo", dijo. "Cuando escuché lo ocurrido, me llevé un pellizco tan grande que me tiene descompuesta".

La noticia corrió como un reguero de pólvora por las calles blancas de La Isla, referente continuo de sus cantes. Antonio Aguilar, presidente de la peña Camarón, dijo: "Permaneceremos en la sede de la tertulia toda la noche. Hasta que llegue José no nos moveremos de aquí".

El féretro con los restos de Camarón saldrá hoy de Barcelona a las 20.00 horas para su traslado en avión a San Fernando, donde llegará sobre las 23.00 horas. Muchos de sus paisanos quieren esperarle en el Puente Suazo, en las afueras de la ciudad, para llevarle a hombros hasta la capilla ardiente.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana