Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REVOLUCIÓN DE AGOSTO

Bielorrusia proclama su independencia

Bielorrusia decidió ayer seguir los pasos de las tres repúblicas bálticas y de Ucrania y declararse independiente de la URSS, decisión que mañana tomará Moldavia. La independencia fue acordada por el Parlamento bielorruso en una sesión agitada. Bielorrusia ha prohibido las actividades del partido comunista en su territorio, al tiempo que el presidente de la república, Nikolái Dementei, de 60 años, se veía obligado a dimitir, acusado de connivencia con los golpistas y de entorpecer el proceso de reformas.

El dimitido presidente dijo ayer ante el Parlamento en Minsk, la capital bielorrusa, que no apoyó el golpe comunista ni declaró el estado de emergencia en la república. No obstante, anunció su dimisión tras una reunión con los líderes parlamentarlos. Un portavoz informó por teléfono desde Minsk que los diputados estaban debatiendo la creación de una comisión especial para investigar las actividades de los funcionarios bielorrusos durante el golpe de Estado.Nikolái Dementei fue elegido en julio de 1989 presidente del Parlamento bielorruso. Desde el año 1979 desempeñaba el cargo de secretario del Comité Central del Partido Comunista de esa república.

Bielorrusia ha sufrido numerosas huelgas desde esta pasada primavera. Los trabajadores reclamaban especialmente la despolitización de las estructuras gubernamentales, es decir, la desaparición de los representantes del partido comunista en esas estructuras; la dimisión del Gobierno, y la disolución del Parlamento.

La dirección comunista conservadora accedió a varias reivindicaciones de los, huelguistas, pero no examinó sus exigencias políticas.

Bielorrusia (Rusia Blanca) es la tercera y más conservadora de las repúblicas eslavas, después de Rusia y de Ucrania. El 80% de sus 10 millones de habitantes son bielorrusos y hablan una lengua similar a la rusa.

Zenón Pozdniak, portavoz del pequeño grupo de nacionalistas radicales bielorrusos, que están en minoría en el Parlamento, aseguró ayer que la inesperada declaración de independencia era una jugada de los comunistas "para poder seguir siendo comunistas". En su opinión, "tras la disolución del PCUS, la única posibilidad de subsistencia de los comunistas bielorrusos era separarse de la URSS", informa Efe.

Unión con Rumania

En Kichinev, la capital de la República Soviética de Moldavia, ha sido convocado para mañana el Parlamento en sesión extraordinaria para proclamar la independencia de esta república soviética, según el afirmó presidente del Parlamento moldavo, Alex Mosanu, en unas declaraciones en las que se refirió a la prohibición del partido comunista, realizada el día anterior por el Parlamento moldavo, y la calificó de "un acto justo".

"No es la primera vez en la historia que ciertos partidos son prohibidos en un régimen democrático, como es el caso de los grupos fascistas después de la guerra", dijo también Mosanu.

Mosanu dijo que, en su opinión, la proclamación en septiembre de la independencia de Moldavia será un "primer paso" hacia una reunificación con la limítrofe Rumania, aunque considera que "las condiciones presentes no son las mejores". En relación con la prohibición del partido comunista, Mosanu dijo que la policía moldava ya había procedido al cierre de prácticamente todas las sedes locales del mismo y a la confiscación de sus bienes. En Tiraspol han sido detenidos ocho dirigentes comunistas. Otros dos dirigentes del partido ahora proscrito han sido encarcelados en la región de Gagauzia, en el sur de Moldavia, que cuenta con una importante minoría étnica turca.

Por otra parte, la dirección del Parlamento armenio ordenó ayer al comité central del partido comunista local evacuar el edificio donde se encuentra su sede, según anunció ayer la agencia Tass.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de agosto de 1991

Más información

  • El Parlamento de Moldavia decidirá mañana su desvinculación de la URSS