La red secreta de la OTAN operaba en España, según un ex agente belga

La red Gladio, una estructura secreta y paralela a la OTAN que operaba en el seno de los servicios de información militar, actuaba también en España, según declaró ayer André Moiyen, ex agente del Servicio General de Información belga. Gladio, cuya existencia fue revelada en Italia y ha sido reconocida por el Gobierno belga, actuaba también en Francia, el Reino Unido, Holanda, Dinamarca, Noruega y Grecia. Las declaraciones del ex espía añaden a la lista Alemania, Suiza y España."Encuentro curioso", manifestó Moiyen, "que los medios de comunicación olviden evocar el papel de España en los servicios de información paralelos. Sin embargo, los servicios españoles han jugado un papel faro en el reclutamiento y la información para los servicios paralelos". El ex agente secreto añade que en el seno de Gladio surgieron redes disidentes que llevaron a cabo "acciones anticomunistas en Europa". En Italia, esta vertiente de la estrategia de la tensión recibió el nombre de Catena (Cadena). Precisamente, la conexión con el terrorismo negro es uno de los interrogantes de las investigaciones que se llevan a cabo en Italia y Bélgica. Mientras Gladio estaba preparada para intervenir en caso de guerra, Catena y otros grupos funcionaban en tiempo de paz.

Gladio (Espada) fue creada a principios de los cincuenta, en plena guerra fría, para tener una estructura de resistencia contra una eventual invasión militar soviética. Disponía de una red de información y emisión de mensajes codificados por radio, una red de evasión y otra de sabotaje. Durante años tuvo acceso a depósitos secretos de armas.

Frenar a la izquierda

La red actuaba coordinadamente en Europa y mantenía informada a la OTAN, según admitió Guy Coéme, ministro de Defensa belga. Entre sus objetivos, dijo Coëme, estaba "impedir el acceso de la izquierda al poder". La implicación de España llama más la atención porque nuestro país no pertenecía entonces a la Alianza Atlántica. En el caso de Suiza, país fuera de la organización aliada de defensa, Moiyen asegura que "ínuchos militares suizos han desempeñado un papel muy activo".

Por su parte, el ministro de Defensa,'Narcís Serra, declaró ayer en París en relación con la presunta existencia en España de una derivación de la red secreta: "No me quiero echar flores, ni atribuirnos su disolución, ya que cuando llegamos al poder en 1982 no encontramos nada parecido". "Lo achaco", agregó, "a que entramos tarde en la OTAN, cuando la guerra fría estaba decayendo". El ministro deberá responder en el Congreso a una pregunta sobre el tema del diputado de Izquierda Unida Antonio Romero.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 1990