ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 30 de abril de 1989

Prosigue en Dakar el saqueo de comercios mauritanos

  • Parte rumbo a la capital senegalesa el avión español con ayuda para los dos países en conflicto
/ Dakar / Madrid 30 ABR 1989

Miles de jóvenes senegaleses se echaron ayer a las calles de Dakar y saquearon e incendiaron por segundo día consecutivo tiendas de mauritanos, desafiando el estado de emergencia impuesto -junto al toque de queda- el día anterior. Al menos 38 mauritanos fueron linchados por la multitud. Este último brote de violencia en el conflicto étnico entre los dos países africanos estalló al conocerse en Dakar los relatos de las atrocidades cometidas contra la población senegalesa a comienzos de semana en las ciudades mauritanas de Nuakchot: y Nuadibu. Entre 150 y 400 personas resultaron muertas en aquellos enfrentamientos.

Grupos de jóvenes agitadores atacaron los comercios de mauritanos apenas concluido, a las cinco de la madrugada, el toque de queda en Dakar. Efectivos del Ejército y la policía utilizaron gases lacrimógenos para disolver a los revoltosos.En el resto de Senegal, la situación era casi normal, pero cientos de mauritanos que habitaban en las zonas fronterizas con Gambia huyeron al vecino país. La Cruz Roja recogió cerca de 700 mauritanos que fueron reagrupados en el campamento de Serekunda, cercano a la capital, Banjul. Anoche mismo comenzaron los vuelos de repatriación a Nuakchot.

Por su parte, los Gobiernos de Mauritania y Senegal, que se esfuerzan en apaciguar los ánimos, han decidido intercambiar a miles de refugiados en un puente aéreo conjunto en el que participará un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Española que ayer, a las 11.30 horas, partió rumbo a Dakar con un cargamento valorado en unos 25 millones de pesetas, fundamentalmente alimentos, tiendas de campaña, mantas y medicamentos. Según fuentes diplomáticas españolas, está previsto que el aparato efectúe cinco viajes de ida y vuelta entre Dakar y la capital mauritana, Nuakchot. Francia enviará también cinco aviones con la misma misión.

La gravedad de los acontecimientos ha provocado el retraso de la visita que el ministro mauritano de Exteriores, Mohamed Sirina Uld Siriya, tenía previsto realizar a España los días 3 y 4 de mayo. El ministro, según fuentes diplomáticas, forma parte del comité permanente nombrado para hacerse cargo de la situación.

Mutilaciones

Fuentes hospitalarias citadas por la agencia France Presse aseguran que al menos 36 personas murieron en los disturbios del viernes en Dakar. Por su parte, un corresponsal de la agencia Reuter contó 38 cuerpos en el depósito de cadáveres. Algunos de ellos, según la misma fuente, tenían vaciadas las cuencas de los ojos y estaban mutilados sexualmente. La mayoría eran de piel clara, de origen árabe y bereber. La mayoría de los senegaleses son negros.El principal foco de tensión en Dakar sigue siendo el recinto de la Feria Internacional, donde se han refugiado unos 20.000 mauritanos, bajo fuerte protección militar y policial. Este dispositivo de seguridad evitó el viernes que la tragedia adquiriese mayores proporciones.

Entre tanto, en la capital mauritana unos 7.000 senegaleses continúan refugiados en la gran mezquita, protegidos por el Ejército, en espera de ser repatriados.

La televisión no informó en su telediario nocturno de los incidentes de Dakar, en lo que se interpreta como un claro intento de calmar los ánimos e impedir una espiral de violencia. Parecida actitud tomó la televisión senegalesa.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana