Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLICÍAS ANTE LA JUSTICIA

Los GAL han cometido 23 asesinatos desde 1983

La aparición de los Grupos Antiterrorista de Liberación (GAL), coincide con la desaparición de los denominados Batallón Vasco Español (BVE) y Antiterrorismo ETA (ATE) que hasta el momento habían capitalizado la guerra sucia contra la organización ETA. Desde la primera acción que llevaron a cabo, en diciembre de 1983, con el secuestro de Segundo Marey, los GAL han asesinado a 23 personas en el sur de Francia. Cuando surgieron, José Barrionuevo llevaba un año al frente del Ministerio del Interior, Refael Vera era director de la Seguridad del Estado y Francisco Alvarez Sánchez era jefe superior de la policía de Bilbao.La actividad de este grupo está salpicada de asesinatos por error. La detención de varios pistoleros y colaboradores de los GAL en Francia revela que entre ellos hay jóvenes de extrema derecha, confidentes de la policía española, veteranos de la guerra sucia contra ETA y, hampones de Marsella.

En Francia los GAL cometieron el atentado que causó la muerte del dirigente de ETA militar Miguel Angel Goikoextxea, en San Juan de LLIZ, el 28 de diciembre de 1983. Después fueron asesinados Javier Pérez Arenaza, cuñado de Domingo Iturbe Abasolo, el 23 de marzo de 1984, en Blarritz; el 15 de junio de ese mismo año, támbien en Blarritz, el dirigente etarra Tomás Pérez Revilla; el 30 de marzo de 1985 Xavier Galdeano, cerresponsal del diario Egin en el País Vasco francés, en San Juan de Luz; el 25 de septiembre de 1985, en el bar Mon Bar de Bayona, los presuntos miembros de ETA José María Etxaniz, lñaki Astiazuinzarra, Agustín Irazustabarrena y Sabin Echaide.

En España han sido detenidas varias personas acusadas de su pertenencia al GAL. Entre ellas Luis Fariñas García, Javier Rovira Llor, Jorge Porta Laborda, Carlos; Pedemonte Blay y Carlos Laborda Costa, el 14 de enero de 1986 en Barcelona, acusados del asesinato del ciudadano francés Robert Caplanne el 24 de diciembre de 1985. La Audiencia absolvió a Laborda, y condenó a cuatro meses y un día de arresto a Pedemonte. Rovira fue condenado a 34 años de prisión y Fariñas y Porta a 26 años cada uno.

Daniel Fernández Aceña, Marlano Moraleda Muñoz, Vicente Manuel Fernández Fernández y Juan Luis García Anuarbe son detenidos el 1 de marzo de 1984 en la frontera de Irún relacionados con el asesinato en Francia de Jean Pierre Leiba. Víctor Manuel Navascués Gil fue acusado por Fernández Aceña y Moraleda de ser el cerebro del grupo.

En el juicio celebrado en diciembre de 1985 contra Fernández Aceña, Moraledo y Navascués, Fernández Fernández confesó como testigo que todos los detenidos en marzo de 1984, excepto Navascués, formaban un comando de información de los GAL. Moraleda fue condenado a 29 años y 4 meses de prisión, Fernández Aceña a 29 años y 10 meses y Navascués fue absuelto por falta de pruebas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 1988

Más información

  • Varios activistas han sido condenados en España