ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 8 de abril de 1987

'El Nuevo Diario' de Nicaragua

Un periódico que se beneficia del cierre de 'La Prensa' critica la difícil vida cotidiana

Tras la clausura del periódico La Prensa, único diario opositor en Nicaragua, El Nuevo Diario, fiel al sistema, pero que no es órgano oficial del Gobierno ni del Frente Sandinista, refleja cada vez más en sus páginas las deficiencias y penalidades de la vida cotidiana en el país. El Nuevo Diario pretende hacer un periodismo nuevo "para el hombre nuevo", y su cabecera lleva el nombre de su director: ingeniero Xavier Chamorro.

En cada periódico de Nicaragua hay detrás un Chamorro. La familia era la propietaria de La Prensa, bastión de la oposición a Anastasio Somoza, que luego continuó su papel durante el sandinismo. La línea seguida por La Prensa provocó el asesinato de Pedro Joaquín Chamorro, por órdenes del dictador derrocado.Con el sandinismo vino la división de da familia, que se sumó a otras tareas periodísticas. La viuda de Chamorro y su hija menor siguen en el periódico clausurado, en espera de un eventual levantamiento de la suspensión. El hijo mayor del periodista asesinado, Pedro Joaquín, nuevo dirigente de la Unión Nicaragüense Opositora (UNO), edita en Costa Rica un quincenario que es el medio de expresión más importante de la contra. El otro hijo del periodista mártir, Carlos Fernando, dirige nada menos que Barricada el órgano oficial del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Como no podía ser menos, también El Nuevo Diario está dirigido por un Chamorro, Xavier, hermano del periodista asesinado. El Nuevo Diario nació de la polémica surgida dentro de La Prensa, cuando este periódico pasó a tomar una línea de oposición abierta al sandinismo. Ahora, El Nuevo Diario se beneficia del cierre de La Prensa, pero al mismo tiempo trata de ocupar un espacio de crítica dentro del sistema, como si tuviese que cumplir una función de válvula de escape al descontento acumulado por las dificultades de la vida diaria en Nicaragua.

La lectura de un día de El Nuevo Diario permite llegar a una doble conclusión: en Nicaragua, la situación es cada vez más precaria, pero es posible denunciar las deficiencias en un órgano periodístico adicto a los sandinistas.

El Nuevo Diario no pretende orientar al lector, como Barricada, sino que trata de informar al hombre de la calle nicaragüense, a veces con un estilo próximo al amarillismo. La ex jefa de la censura, capitana Nelba Blandón, no se recataba en expresar el disgusto que le producía el estilo de El Nuevo Diario, que también tiene en ocasiones que quitar algunas informaciones, por imposición del censor de turno.

A pesar de estos límites de la censura y de que el periódico es totalmente fiel al sistema, su lectura permite una aproximación a la actual realidad nicaragüense. El pasado 1 de abril, había en El Nuevo Diario toda una colección de informaciones que reflejan la vida cotidiana de Nicaragua y sus dificultades. Se informa de una manifestación tolerada por el Gobierno contra una multinacional suiza que produce leche en polvo, que no se encuentra en el mercado ordinario y sólo se consigue a precios de especulación.

También da cuenta el periódico de que los "vehículos privados que actúan como taxis" son "una forma de encarar la gran demanda de transporte ciudadano que afronta la capital". La penuria del transporte en Managua, donde todo el día se observan gigantescas colas de gente que espera bajo el calor asfixiante la llegada de un autobús, obliga a permitir que cualquier ciudadano utilice su coche como taxi. De esta forma se palia el problema del transporte y, al mismo tiempo, se permiten unos ingresos extras que, dada la insuficiencia de los salarios, siempre contribuyen a mejorar las economías familiares.

En una esquina de la primera página, el periódico informa de un incidente con periodistas de la televisión oficial sandinista, que fueron agredidos en el mercado oriental de Managua cuando realizaban un reportaje sobre los precios de la leche y su comercio ilegal. No es la primera vez que esto, ocurre. Las vendedoras del mercado Oriental son temidas por su furia y su celosa defensa de lo que, llaman "libre juego de la oferta y la demanda", que para el Gobierno . tiene otro nombre: mercado negro.

Anomalías y corrupción

La Tribuna del lector publica dos cartas que dan cuenta de "serias anomalias que ocurren en la ruta Managua-Masaya" y "graves denuncias en la cuarta región". Otro lector informa de casos de corrupción por parte de funcionarios del Gobierno, y llega a la conclusión de que "Granada es la ciudad más cochina del país".Curiosamente, la edición del 1 de abril de El Nuevo Diario no contiene ni una sola información sobre la guerra entre el Ejército sandinista y la contra. El titular de toda la primera página está dedicado a la acción de la guerrilla salvadoreña, que "destruye cuartel" y causó "600 bajas al Ejército salvadoreño en audaz acción guerrillera".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana