Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

La fiesta del 6 de diciembre

Gavá, Barcelona.

El Gobierno central quiere que el 6 de diciembre -no sé por qué- sea día festivo, y para eso, a cambio, es necesario reconvertir en día laborable alguna de las fiestas catalana más enraizadas. Supongo que se vería de buen grado que se suprimiera la fiesta de la Diada del 11 de septiembre o el día de Sant Joan. Así, de esta manera, se va acabando con las naciones: aniquilando sus tradiciones y los signos de identidad que las diferencian de las otras.Soy partidario de que no se celebre el día de la Constitución, y me adhiero a la idea de Francesc Vicens, de Esquerra Republicana, de que en caso de que sea imprescindible hacerlo y de que no haya más remedio que suprimir algunas de las fiestas existentes, que la afectada sea el dia del Pilar, una celebración que se nos ha impuesto tanto si nos gusta como si no a nivel de fiesta de la nación española, nación que, como también ha subrayado el mismo diputado, es un artificio.- M. A. Borrás y Jordi Borris.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de enero de 1986