Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 400 muertos en Etiopía al caer un tren por un barranco

Al menos 420 personas han muerto en Etiopía como consecuencia del descarrilamiento de un tren y la caída de varios vagones en un barranco la noche del domingo al lunes. Se calcula que hay también unos 500 heridos.Las causas exactas del accidente, ocurrido en la línea férrea que une Addis Abeba con Yibuti, a unos 200 kilómetros al este de la capital etíope, no eran conocidas oficialmente ayer, pero testigos del accidente manifestaron que el expreso marchaba a gran velocidad cuando descarriló al llegar a una curva muy cerrada entre las localidades de Arba y Kora. Varios vagones descarrilaron y cayeron a un barranco al tiempo que algunos pasajeros salían despedidos por ventanillas y portezuelas. Sus cadáveres quedaron esparcidos por los alrededores.

Equipos de socorro trabajaron durante toda la jornada en el lugar de la catástrofe tratando de rescatar a los numerosos heridos que se encontraban entre los restos de los vagones. Los más graves eran evacuados en helicópteros a los hospitales de Awash, Metahara y Nazaret.

El ministro de Información, Feleke Giorgis, acompañado porotras autoridades, se trasladó también en helicóptero al lugar. La estación central de ferrocarril de la capital etíope se encontraba ayer ocupada por centenares de personas, familiares de los viajeros del tren siniestrado, que inquirían anasiosamente noticias sobre lo ocurrido y sobre la identidad de las víctimas.

Esta línea férrea, que se terminó de construir en 1917 bajo el emperador Menelik II, conduce al golfo de Aden y es de vital importancia para el comercio etíope, aunque de menor valor de cara a la ayuda exterior que está recibiendo el país con motivo de la sequía que asolasus provincias norteñas, que se canaliza fundamentalmente a través de los puertos de Assab y Massawa. Los 800 kilómetros de la línea Addis Abeba-Yibuti son recorridos por numerosos pasajeros y comerciantes, además de por toneladas de productos básicos. A Yibuti se exportan frutas y vegetales y desde esta localidad se importan bienes más elaborados.

Este es el segundo mayor accidente ferroviario ocurrido en el mundo después del que costó 2.000 vidas en la India en 1981, cuando un tren fue arrastrado por un huracán y arrojado al río Koshi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de enero de 1985