Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El Papa viaja al 'volcán centroamericano'

Gran tristeza de la Iglesia de Guatemala por la ejecución de seis personas en vísperas de la visita de Juan Pablo II

Guatemala Cuatro días antes de la llegada del papa Juan Pablo II, fueron ejecutadas ayer en Guatemala seis personas condenadas en secreto por los tribunales de fuero especial, creados tras el golpe de Estado del general Efraín Ríos Montt el pasado año. Los seis condenados fueron fusilados a las cinco de la mañana en el cementerio principal de la capital, como exige la costumbre del país. Los bomberos se encargaron de enterrar los cadáveres. Ni la Cruz Roja ni la Prensa fueron autorizadas a presenciar el fusilamiento, que ha provocado un gran malestar entre la Iglesia guatemalteca.

Cuatro de los ejecutados (los guatemaltecos Sergio Marroquín, Walter Vinicio y Haroldo Morales, y el hondureño Marco Antonio González) habían sido condenados por secuestro. Los otros dos, Pedro Raxón y Carlos Subuyuj (ambos campesinos guatemaltecos), por terrorismo.Monseñor Gerardo Flores, que se encontraba junto a los demás obispos guatemaltecos en San José de Costa Rica para dar la bienvenida al Papa, expresó su "profunda tristeza" por la ejecución. Monseñor Flores anunció que "los obispos de Guatemala habían dirigido un telegrama a la corte suprema y al presidente, general Ríos Montt, en el que expresaba su oposición a la pena de muerte y exigían un proceso justo y una defensa libre. Este telegrama no ha tenido respuesta".

Invitación a la clemencia

El nuncio apostólico Oriano Quilici había comunicado recientemente al Gobierno de Guatemala que "el Santo Padre había intercedido en favor de los condenados", invitando a las autoridades a dar muestras de "clemencia". El nuncio había comentado, respecto a la posibilidad de que, como ha ocurrido, el Gobierno ordenase la ejecución de los condenados en vísperas de la visita del Papa, que esto "sería lamentable" y "constituiría un hecho delicado".

La solicitud de gracia fue rechazada el pasado miércoles por la Corte Suprema de Justicia. El pasado 1 de febrero, cuatro de los ejecutados ayer se salvaron in extremis de la muerte cuando, veinte minutos antes del fusilamiento, y mientras los acusados se encontraban ya en el cementerio, llegó la orden de suspender la ejecución.

Los tribunales de fuero especia¡ fueron creados por el general Ríos Montt en el marco de la lucha contra la subversión, que incluye también la proclamación, renovable todos los meses, del estado de sitio en todo el país.

Estos tribunales, integrados por militares y dedicados específicamente a delitos relacionados con actividades subversivas, fueron los encargados del caso de la española María Magdalena Monteverde, que fue detenida a principios del mes de enero por supuesta participación en acciones guerrilleras y puesta en libertad un mes después por falta de pruebas.

Tanto la composición como la sede de los tribunales de fuero especial son secretas. Hasta el momento han juzgado setenta casos, de los cuales han dictado sentencia condenatoria en veinte y absolutoria en cincuenta.

En el pasado mes de febrero, la Prensa informó de diez casos de condenas a muerte dictadas porestos tribunales. En septiembre fueron ejecutados en Guatemala cuatro presuntos guerrilleros, después de siete años en los que, aunque el Gobierno ha sido responsabilizado de los asesinatos de miles de personas, no se registró ninguna ejecución de personas previamente juzgadas.

Alto el fuego unilateral

El Gobierno guatemalteco acusó ayer a la guerrilla, por otra parte, de haber dado muerte a tres mujeres y una patrulla de defensa civil compuesta por cuatro hombres, tras el ataque a una ciudad próxima a Aguacatán, en el departamento de Huehuetenango, al oeste del país. Las autoridades han puesto un helicóptero a disposición de los periodistas "para que puedan verificar los hechos" sobre el lugar en que ocurrieron, según un comunicado oficial.

Con motivo de la visista a Gua temala del papa Juan Pablo II, la Unidad Revolucionaria Guate malteca (URNG), alianza integrada por las más importantes orga nizaciones políticas y guerrillera del país, ha hecho público un co municado en el que confirma la proclamación unilateral de un alto el fuego "tres días previos a la lle gada del Papa, durante su estancia (el próximo lunes) y dos días después de su partida, así como abso luto respeto a su persona y a su séquito".

La oposición guatemalteca ha expresado su esperanza de que "el Papa se acerque a dialogar con las grandes mayorías de católicos, los pobres, ladinos e indígenas, allá donde estas mayorías viven y sufren".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 1983

Más información

  • El nuncio asegura que el Papa había intercedido en favor de los condenados