Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leganés, la localidad española más afectada por la intoxicación

Leganés ha sido el municipio español más afectado por el envenenamiento masivo por aceite adulterado, con más de 1.400 enfermos y once fallecidos. Estos representan un 10% del total de víctimas registradas en toda España por el síndrome tóxico.Asimismo, en esta localidad de la periferia madrileña las autoridades municipales han realizado 703 inspecciones a diversas industrias y establecimientos, y se han inmovilizado 7.800 litros de aceite presuntamente tóxico, según la información -facilitada ayer en conferencia de Prensa- del alcalde de Leganés, Ramón Espinar.

De acuerdo con la encuesta realizada, por iniciativa municipal, entre los afectados de Leganés, el 95% de los consumidores perjudicados compró el aceite tóxico en su domicilio, un 3% lo adquirió en El Molino de Cedillos (Toledo) y el 2% restante de afectados compró aceite comercializado y envasado (de éste, sólo un 1% en el mercadillo de Leganés).

Con respecto a la asociación de afectados por el envenenamiento por aceité adulterado radicada en Leganés, Ramón Espinar indicó que cuenta en la actualidad con 3.000 familias afiliadas, y que el Ayuntamiento «apoyará a la asociación con infraestructura y facilidades administrativas, pero sin intentar capitalizar nada. No queremos figurar como benefactores ni como los únicos que hemos hecho algo por los afectados», dijo.

En relación con la denuncia presentada por la CEPYME (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa) contra el Ayuntamiento de Madrid, por supuesta irresponsabilidad en el asunto de la intoxicación, el alcalde de Leganés manifestó que, en el caso de su municipio, el Ayuntamiento está libre de cualquier responsabilidad, «De todas formas», puntualizó, «los ayuntamientos se niegan a entrar en esta discusión inútil sobre quiénes son los verdaderos responsables.

Denunció, por otra parte, la insuficiencia de la dotación humana y técnica de los ayuntamientos. «Tenemos un farmacéutico titular y tres veterinarios, cuando la ley estipula veinte personas para cada uno de estos cargos, lo que dificulta la labor municipal en el control y la inspección del sector alimentario y la resolución de problemas de índole sanitaria», señaló Espinar.

«A pesar de todo», resaltó el alcalde de Leganés, «cuando las in formaciones oficiales apuntaban que la enfermedad se contraía por vía respiratoria, en este Ayuntamiento se emprendió un estudio epidemiológico entre los afectados, por el que se pudo comprobar que la transmisión de la entonces llamada neumonía atípica se producía por vía digestiva».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de septiembre de 1981

Más información

  • Con más de 1.400 enfermos y 11 muertos