La explosión de Beirut en ocho secuencias cotidianas

Así sorprendió la detonación a los ciudadanos de la capital de Líbano en su día a día

A la izquierda, Israa Seblani posa el día de su boda, a la derecha, la misma calle destrozada a causa de la explosión registrada en el puerto de Beirut. En vídeo, ocho secuencias cotidianas durante la detonación.(EPV)(EPV)

La explosión de este martes en el puerto de Beirut —que ha dejado más de un centenar de muertos y de 5.000 heridos, según el Ministerio de Sanidad de Líbano— sorprendió a la joven Israa Seblani que se estaba haciendo las fotografías para el día de su boda. En el vídeo que acompaña a esta noticia, se ve a Seblani posando cuando la joven y el fotógrafo fueron alcanzados por la onda expansiva del estallido, que se produjo en un almacén de nitrato de amonio del puerto de la capital libanesa. En pocos segundos, la grabación capta los destrozos de la calle, con los cristales rotos y una nube de polvo, que se hizo notar en toda la ciudad y en los alrededores.

“Estaba tan feliz como cualquier otra chica, me iba a casar. Mis padres iban a estar felices de verme en un vestido blanco, parecería una princesa y todo eso, así que era tan feliz como cualquier chica. Pero no hay palabras para explicar lo que ocurrió en el momento de la explosión. Estaba en shock, preguntándome que había pasado. ¿Voy a morir? ¿así es como voy a morir?”, declaró la joven a la agencia Reuters.

El estruendo que provocó la explosión fue tan fuerte que se oyó en Chipre (a 200 kilómetros de distancia) y en Siria y fue registrada por los sensores del Instituto Geológico de Estados Unidos como un terremoto de magnitud 3,3. La detonación provocó importantes daños materiales en más de un kilómetro a la redonda del epicentro del incidente. Así, como se puede ver en el vídeo, paralizó la actividad de la ciudad. La onda expansiva se ve a través de la cámara de un coche y de un hombre que conduce una moto de agua y acaba confundido en el mar.

También, como se puede ver en el vídeo, arranca de cuajo los marcos de las ventanas de una casa y los proyecta contra una mujer y tres niños, o cómo tira al suelo a dos viandantes que observaban el humo en el cielo de la primera explosión. La detonación interrumpió también una entrevista de la BBC, provocando destrozos en el edificio. En el vídeo se pueden escuchar los gritos de la periodista. Mientras, en un templo, un párroco se muestra confundido durante los instantes que preceden al incidente, y se puede ver cómo unos segundos después huye por su vida cuando siente que se derrumba el techo sobre la cabeza de los fieles.

El Gobierno ha decretado dos semanas de estado de emergencia en la capital y tres días más de luto oficial. Este nuevo golpe supone la mayor catástrofe sufrida en años en la capital de Líbano, que ha sido declarada ciudad “siniestrada”.