Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

‘This England’

Kenneth Branagh está perfecto por dentro y por fuera retratando la personalidad y los matices de ese pijo tan desinhibido y frívolo llamado Boris Johnson

Kenneth Branagh, como Boris Johnson en 'This England'.

Me despedí sin pena ni gloria, con la seguridad de que no voy a repetir su visión, de la última temporada de The Crown. Todo seguía muy cuidado y algún capítulo es brillante, pero tengo la sensación de que el antiguo estado de gracia la había abandonado. Tal vez se deba a que la turbia y triste historia entre el príncipe Carlos y su esposa Diana me la sabía de memoria. También el eterno romance de este con la indesmayable Camila, incluido el detalle aún más ginecológico que erótico de los tampones que utilizaba la dama.

Tampoco me convence el reparto. No me quito de la cabeza al McNulty de The Wire viendo interpretar a Dominic West a ese príncipe tan anhelante del trono como eternamente frustrado. Y añoro a las actrices y mujeres espectaculares que daban vida a la joven y madura princesa Margarita. La antigua libertina ahora es una dama crepuscular, sentenciosa, bajita y resignada. Tampoco me convence mucho la reina Isabel, aunque Imelda Staunton siempre haya sido buena actriz. Creo que hay un problema de reparto y de guion.

Y sigo con interés This England (Movistar Plus+), aunque haya que consumirla a trozos semanales. Los ingenuos y los necios creíamos que pagando por las plataformas nos íbamos a librar de la odiosa publicidad y que las series aparecerían completas desde el primer día de emisión. Se ocupa de un farsante simpático, nocivo, profundamente inseguro a pesar de su arte haciendo payasadas, sin problemas para mentir, enamorado recitador de Shakespeare llamado Boris Johnson. Está ambientada en la pandemia y en los esfuerzos de Johnson y de su gabinete para ocultar o manipular el transparente desastre. Kenneth Branagh está perfecto por dentro y por fuera retratando la personalidad y los matices de ese pijo tan desinhibido y frívolo. También sus temblores y sus maniobras ante un monstruo que nadie sabe cómo frenar.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS