series
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘La novia gitana’: un policial televisivo oscuro y poderoso

La adaptación de la novela de Carmen Mola para Atresplayer tiene aspiraciones de gran serie. La dirección de Paco Cabezas, la estética y las interpretaciones juegan a favor de su éxito

Imágenes de la primera escena de 'La novia gitana'.Vídeo: EPV

De todo lo que ha pasado con Carmen Mola desde 2018 (el impacto de su debut, el misterio del anonimato, el premio Planeta y el descubrimiento de la trama) quizás lo más lógico, el paso más previsible era la adaptación a televisión de La novia gitana (Alfaguara), novela inaugural de su trayectoria con hechuras de guion desde la primera línea. Ahora bien, eso era un aliciente y una ventaja, pero también podía ser un reto e incluso un problema para quien se pusiera detrás del proyecto que este domingo llega a AtresPlayer, previo estreno por todo lo alto en el Festival de San Sebastián, bajo la dirección de Paco Cabezas.

El resultado, a tenor de lo visto en el primer episodio, es más que satisfactorio. Los aficionados a las tres novelas protagonizadas por la inspectora Elena Blanco tienen en esta ficción una representación de un mundo oscuro, violento, en un Madrid de contrastes y claroscuros, en unos interiores de una época indefinida y pátina cutre. Los que no las hayan leído, disfrutarán también de muchas de sus virtudes. El pulso de Cabezas para dar con el ritmo adecuado a cada narración — puesto a prueba en Penny Dreadfull o American Gods— sigue intacto y está muy bien acompañado en la construcción de ese mundo por la dirección artística (Guillermo Spoltore) y la fotográfica (Andreu Adam Rubiralta).

Antes de continuar, un pequeño resumen de la trama por si queda alguien que no sepa de qué trata La novia gitana. El hallazgo del cadáver de Susana Macaya (una gitana a punto de casarse a la que encuentran tirada dentro de un círculo rojo con el cerebro trepanado y lleno de gusanos), y las similitudes con la forma en la que murió su hermana seis años antes destapan una oscura trama por la que se van a ir viendo absorbidos los miembros de la BAC, una unidad especial de la policía liderada por Elena Blanco. Aquí entra en juego otra de las bazas de la serie. Nerea Barros definía su personaje en una entrevista en EL PAÍS como una pantera, al acecho, flexible, herida por dentro. Y así se ve en cada mirada, en esos dos segundos de más que tarda en dar entrada a su voz ronca, o cuando se suelta el pelo y sube a cantar canciones italianas a un karaoke infecto. La semana que viene se publica Las madres (Alfaguara), cuarta entrega literaria de la serie. Será complicado leerla sin tener a Barros en mente. El resto del elenco está al nivel. Destaca Vicente Moreno en el papel del visceral Orduño, compañero ideal y personaje llamado a perdurar. Y el otro lado de la trama, en la cárcel, con un Darío Grandinetti al que no le hace falta casi nada para imponer su terror entre los reclusos y ante el espectador.

Nerea Barros, en una escena de 'La novia gitana'.
Nerea Barros, en una escena de 'La novia gitana'.

Antonio Mercero y Jorge Díaz, dos tercios de los autores que se escondían tras el seudónimo de Carmen Mola, son responsables del guion, que plantea la historia en ocho entregas. La primera se dedica a presentar una trama compleja, solo se intuyen los demonios que atormentan a la protagonista, pero ya muestra sus aciertos. Mucho tiene que descarrilar en los siguientes para no ser un gran policial televisivo.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Juan Carlos Galindo

Es responsable de la sección de Pantallas y, además, escribe sobre libros en Cultura y Babelia y coordina el blog de novela negra Elemental. Lleva en EL PAÍS desde 2008 y antes estuvo en 20 minutos, entre otros medios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS